Supermercado Mercadona
Imagen de un supermercado de Mercadona. MERCADONA - Archivo

La cadena de supermercados Mercadona terminará de completar este año su expansión a lo largo de España para estar así presente en todas las comunidades y ciudades autónomas.

Tras la apertura en septiembre en Ceuta, esta semana en la isla de La Palma y el próximo diciembre en Melilla, la red de supermercados supera ya los 1.630 establecimientos por el país. De hecho, en solo tres lugares del territorio español no hay Mercadona: en las islas canarias de El Hierro y La Gomera, y en la balear Formentera —donde la única cadena grande que opera allí es Eroski—, según recoge el diario ABC.

La explicación, según la compañía, reside en el alto coste logístico que supone transportar hasta allí la mercancía, que hace que no sea rentable.

Mientras tanto, a corto plazo, la cadena de supermercados espera desarrollar la venta online para que llegue a ser "admirada", según reconocía el pasado mes de octubre su presidente, Juan Roig. "Me he cambiado de chaqueta, creemos que es rentable", aseguraba.

El salto a Portugal

La compañía, que ha aumentado sus ventas entre un 5% y un 6% en lo que va de año en España, dará el salto en 2019 a Portugal, donde prevé abrir el próximo año entre 8 y 10 supermercados. Será la primera acción de Mercadona fuera de España, tras la creación de la sociedad Irmãdona Supermercados S.A., con sede en Oporto.

En principio, los primeros supermercados se abrirán en las zonas de Oporto, Braga y Aveiro, al norte de Portugal. Para ello, Mercadona hará una inversión de 100 millones de euros y creará 500 puestos de trabajo.

Además, para el desarrollo de su actividad, Mercadona construirá un centro logístico en la localidad lusa de Póvoa de Varzim sobre un área de 50.000 metros cuadrados. En esta primera fase, Mercadona prevé un volumen de compras a proveedores portugueses de 70 millones de euros.