Una trabajadora
Una trabajadora en una fábrica de zapatos en Elche. EUROPA PRESS

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha advertido, con motivo del Día Europeo de la Igualdad Salarial, de que desde este 3 de noviembre y hasta final de año las mujeres europeas trabajarán gratis, porque, según la Comisión Europea, las mujeres ganan una media del 16,2% menos que los hombres en la UE.

En España la brecha salarial es del 14,2%, triplicando las tasas de Italia, Rumanía y Luxemburgo, por lo que las trabajadoras españolas trabajan gratis desde el 10 de noviembre hasta final de año.

La Comisión Europea señala que los cargos de dirección y supervisión son "abrumadoramente" ocupados por los hombres. Esta tendencia tiene su mayor reflejo en el nivel más alto, ya que solo el 6,3% de los CEO son mujeres.

Tareas no pagadas

Además, asegura que las mujeres se hacen cargo de las tareas no pagadas, como el trabajo doméstico y el cuidado de niños o familiares en mayor escala que los hombres, que utilizan un promedio de nueve horas por semana en cuidados no remunerados y actividades domésticas, mientras que las mujeres trabajadoras dedican 22 horas semanales, casi cuatro horas todos los días.

En el mercado laboral esto se refleja en el hecho de que más de una de cada tres mujeres reduce su salario por trabajar a tiempo parcial, mientras que solo uno de cada diez hombres hace lo mismo.

Las mujeres, según la Comisión Europea, tienden a permanecer más tiempo fuera del mercado laboral que los hombres; y a estar "excesivamente representadas" en sectores y ocupaciones que ofrecen salarios más bajos, como la docencia o el comercio.

'Yo trabajo gratis'

UGT aplaude la propuesta de conciliación presentada por la comisión que incluye el derecho para todos los padres de disfrutar de al menos 10 días de permiso laboral en los días inmediatamente anteriores o posteriores al nacimiento de un hijo. Asimismo, la comisión ha puesto en marcha un Plan de acción para abordar la brecha salarial entre hombres y mujeres para el periodo 2018-2019.

En este contexto, UGT relanzará, a partir del 10 de noviembre, la campaña Yo trabajo gratis por tercer año consecutivo, con el fin de concienciar a todos los trabajadores sobre esta discriminación por razón de sexo, que tiene una repercusión "severa" en los salarios de las mujeres y que "va a acentuarse más allá de su vida laboral, durante su etapa de jubilación".

Además, el sindicato exige al Gobierno la aprobación de una Ley de Igualdad Salarial y la activación de todos los mecanismos posibles para hacer cumplir la Constitución Española en sus artículos 14 y 9, ya que de su cumplimiento se deriva la igualdad salarial entre hombres y mujeres; y que cumpla con las recomendaciones de la Comisión Europea en esta materia.

En la misma línea, el sindicato reclama la apertura de una mesa de diálogo social sobre esta materia, que implique a todos los ministerios y a los partidos políticos que se sumen a esta reivindicación histórica del sindicato, que lucha para eliminar las diferencias.