Susana Díaz
La presidenta de Andalucía Susana Díaz, durante la entrevista concedida a 20minutos. FERNANDO RUSO

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, defiende una gestión que "protegió a las personas" durante la crisis y se desmarca del pasado unas semanas después de haber convocado anticipadamente las elecciones autonómicas para el 2 de diciembre, como consecuencia de la ruptura del pacto con Ciudadanos.

Afronta unas elecciones que usted insiste que tendrán acento andaluz, pero que también son decisivas a nivel nacional para todos los partidos. ¿Cómo gestiona esta presión?

Andalucía es la primera comunidad de España en población y es normal que cuando llega la primera a los ciclos electorales, como pasó en 2015, haya expectación. Lo que yo procuro es que se haga con acento andaluz y con respeto a esta tierra. Para defender un programa electoral y a un candidato no hay que atacar a Andalucía, se puee criticar al Gobierno, a la presidenta, poner sobre la mesa propuestas de cómo creen que harían mejor determinadas cosas, pero sin atacar. Algunos líderes, fundamentalmente de la derecha, en esa campaña, y por esa batalla que tienen aquí, le han faltado el respeto a Andalucía.

¿Se refiere a la polémica por los datos del informe PISA sobre los escolares andaluces?

No ha sido solo una, es que no han parado, hemos tenido desde prácticamente el primer día. No respetar la voluntad libre de los andaluces en las urnas, amenazas, vetos, bloqueos… Y ya lo último ha sido atacar a lo más sensible que tiene una comunidad, que son sus niños.

Polémicas aparte,  ¿le preocupan las diferencias que marca el informe?

El Informe PISA no se refiere a Primaria, sino a Secundaria, y se hace sobre el 2% de los estudiantes. En Primaria, Andalucía ha dado un salto importantísimo que nos sitúa prácticamente por encima de la media europea en comprensión lectora. Y en el caso del único elemento objetivo de comparación, el índice de repetición, los niños que repiten en Andalucía son la mitad de los que lo hacen en Castilla y León, a la que ha hecho referencia la señora Tejerina.

¿Y en Secundaria?

En Secundaria, todavía queda tarea. Y lo compensamos en dos ámbitos. Uno, a través de los libros de texto gratuitos, becas al transporte, al comedor y esos 5.000 euros que recibe la familia al cabo del año. Y en segundo lugar, dando más medios al profesorado en lo que supone tener solo 18 horales lectiva. Y mejorando la cualificación, la formación y la imagen de la FP. Hay un camino que recorrer, todavía hay problemas porque venimos de donde venimos, pero el horizonte es mucho más esperanzador.

Si tiene que elegir tras el 2 de diciembre, como parece probable, ¿ve más factible Cs o Adelante Andalucía?

Si los ciudadanos me dan la confianza,  esperarán de mí diálogo y capacidad de entendimiento, y eso lo voy a tener con todo el mundo. Lo que espero  es que nadie que no pueda presentar una alternativa de bloqueo desprecie la voluntad y el voto de los andaluces y pretenda bloquear Andalucía para generar inestabilidad y retroceso.

¿Mantendrá su promesa de no bloquear la formación de Gobierno, como le pasó en 2015?

La gobernabilidad es responsabilidad de quien gana las elecciones y de quien no las gana, y no se puede utilizar la confianza y el voto de los ciudadanos para bloquear las instituciones, que es una manera de echar gasolina a los populismos, que en el fondo quieren dañar nuestra democracia. De extrema izquierda y de extrema derecha, me dan igual.

Pero su relación política con Teresa Rodríguez es tensa, al revés de lo que pasa con Podemos y PSOE en el conjunto de España.

Yo soy muy respetuosa con todos los líderes políticos porque representan a ciudadanos que les han votado en las urnas. Si tengo la confianza de los andaluces, voy a hablar con todo el mundo. Será la víspera del 4 de diciembre, aniversario del Pacto de Antequera. Once partidos se pusieron de acuerdo en ese momento por el bien de esta tierra, cuando ahora cuatro nos parece mucho.

Dice que Pablo Iglesias sobreactúa en su ronda de 'negociación presupuestaria', y que el PP y Cs deberían ser responsables, pero este escenario no se da. ¿Cree que debe ser el presidente Sánchez quien intente la negociación con ERC y PDeCAT?

Iglesias se arroga competencias que no le son propias, como hablar en nombre del Gobierno. Y en cuanto a PP y a Cs, creo que igual que en otros momentos se ha pedido al PSOE responsabilidad, ahora habría que pedírsela a ellos. Si tuvieran generosidad, no tendrían ni que esperar a que se les pidiera, lo estarían haciendo ellos. 

La encuesta de Metroscopia para Henneo/20minutos refleja que los votantes de Podemos apoyan más los presupuestos que los socialistas. ¿Teme que les pase factura ese protagonismo de Iglesias?

Los ciudadanos tienen más sentido común que quienes convierten la política en un plató de televisión. Y saben que esos  presupuestos van a mejorar la vida de la inmensa mayoría de la gente. ¿Cuántas personas se van a beneficiar de la subida del salario mínimo? Miles. Hay otros que no perdieron en la crisis, al contrario, hoy son más ricos, hay un 40% más de quienes ganan más de 600.000 euros al año. Si la inmensa mayoría va a ver ese incremento del salario mínimo es porque hemos querido, a pulmón, los gobiernos, y eso estaba en cuestión. Tras una crisis muy dura, los ciudadanos empiezan a recuperar algo de oxígeno y  esa gente lo va agradecer.

¿En qué ha cambiado su relación con La Moncloa desde la llegada de Pedro Sánchez?

Siempre ha habido lealtad, por parte del  Gobierno de Andalucía, en la defensa de la Constitución, del Estado de Derecho y de la igualdad de todos los ciudadanos, pero no teníamos una respuesta por parte del Gobierno, nos maltrataban y nos atropellaban porque creían que castigando a Andalucía castigaban al Gobierno, y al contrario, a quien castigaban era a los andaluces. En menos de cuatro meses, el Gobierno de España está desbloqueando, con sensibilidad y compromiso, los asuntos más importantes para esta tierra. Los cinco años que llevo de presidenta llevo pidiendo un plan de empleo para Andalucía y siempre he obtenido la callada por respuesta.

¿Y ahora?

El presidente del Gobierno en menos de cuatro meses ya lo ha anunciado. Y también infraestructuras fundamentales, para Huelva, Algeciras-Bobadilla, el Corredor del Mediterráneo, la Alta Velocidad a Granada... Andalucía estaba siendo agraviada cuando necesitaba crecer a más velocidad y cumplía con el déficit. Y el anterior Gobierno no se puede quejar de la lealtad que he tenido como presidenta en los temas de país.

¿Cómo está el proyecto de Eje Central de Algeciras hacia el norte por Aragón?

Estoy convencida de que Pedro Sánchez va a ver la necesidad estratégica de que ambos corredores (éste y el Mediterráneo) vayan a más velocidad y que nuestra conexión con la Red Europea de Transporte mejore, cosa que no veía que fuera prioridad para Rajoy.

Cs rompió el pacto por temas de regeneración democrática. ¿Por qué no aceptaron firmar la supresión de aforamientos?

Yo creo que rompieron el acuerdo porque lo impuso Rivera [Albert], entró en estado de nervios, primero por la moción de censura y después con el Congreso del PP, y en ese estado de nervios vino aquí y dijo "se acabó la legislatura" e impidió que los suyos se sentaran ni tan siquiera a hablar del presupuesto. Los aforamientos, lo dije, era un tema nacional con el que estaba de acuerdo, pero para todos, no unos sí y otros no. Lo que quería era medirse con el PP y utilizar a Andalucía como un campo de batalla de cara a las elecciones generales. Y se ha visto después, en la carrera de a ver quién bloquea más, quién genera más inestabilidad. Si ha querido tirar por la borda tres años y medio de estabilidad, él sabrá, ¿no?

Estamos en pleno proceso por varios casos de corrupción. Además de los ERE, las tarjetas de la Faffe utilizadas en locales de alterne y el de las transferencias de financiación al IFA por parte de todas las consejerías. ¿Cómo afectarán estos casos el 2-D?

Los andaluces saben que el compromiso que adopté al llegar a la Presidencia, con mis padres, mi partido y los andaluces, lo he cumplido a rajatabla. En cinco años nadie ha podido señalar a este gobierno, ni a la Junta. Todo el mundo sabe lo que tengo, lo que tiene mi Gobierno, lo que entra en mi casa y lo que sale, que vivo en el mismo sitio, y no se imagina la tranquilidad que eso da. Si hay cosas que no se hicieron bien, se han puesto los controles para que no volviesen a pasar, y espero que cuanto antes la Justicia actúe en los casos en los que no se obró correctamente.

¿Qué medidas ha tomado? ¿Por qué no ha creado la Oficina Antifraude prometida?

La oficina es de las cosas que quedan por hacer, reconozco que me hubiera gustado ir más rápido, es de las cosas que quedan por hacer y que tienen que ser prioritarias. Pero hemos reforzado los controles de la Intervención, dándole capacidad para intervenir en la información que reclama de las consejerías, de los entes instrumentales y de quienes se relacionan con la Junta, con las empresas públicas. Tenemos un portal de la transparencia reconocido como el más avanzado de España, con millones de consultas, donde conocer cómo se gasta el último euro público. Un nivel de transparencia que hace que todos los miembros del Gobierno, incluso de mi grupo parlamentario del PSOE, y sus parejas, enseñen la declaración de bienes y la de la renta. Porque en este país hemos visto demasiadas parejas que no sabían cómo llegaban los coches a los garajes y cómo se pagaban las celebraciones familiares.

¿Le preocupa su declaración y la de los expresidentes Chaves y  Griñán en el Senado, ahora en noviembre?

Esa pataleta del PP es proporcional a la desesperación y a la falta de expectativa electoral, porque cuando te llevan a un órgano donde solo están ellos, a una comisión desacreditada que abandonaron los partidos, porque era la manera de compensar la de investigación en el Congreso, para hablar de algo que pasó hace 10 o 15 años, y que además no se vincula al objetivo de esa comisión, porque el PSOE no está siendo investigado por financiación ilegal… Pues es una pataleta, y ante eso, iré y ya está, y si me quieren escuchar pues me escucharán.

Le achacan, en su debe, los 40 años de Gobierno del PSOE en Andalucía. ¿Es posible un mensaje de renovación?

Llevo cinco años al frente de la Presidencia, por cierto, porque han querido los andaluces, y soy la más veterana, y tengo una consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad [Lina Gálvez] que no lleva ni cuatro meses. Tenemos claro que la Andalucía que  estamos construyendo, desde la modernidad, el respeto a nuestro patrimonio natural, la creación de empleo y el crecimiento económico, se tiene que ligar a la sostenibilidad. Y a una Andalucía digital y puntera. El Hyperloop se ha hecho en Cádiz. En el mundo hay muy pocos países capaces de poner un avión en vuelo y, sin Andalucía, España no formaría parte de ese grupo selecto. También  en el ámbito agroalimentario contribuimos, y de  qué manera, a nuestra imagen marca España, marca Andalucía, y ventas en el exterior. 

¿Cuál es el proyecto que más destaca de su balance y cuál le gustaría impulsar si es presidenta de nuevo?

Lo más importante es que hemos crecido económicamente  y en el empleo, recuperando derechos. No hemos hecho frente a la crisis como la derecha, hemos protegido a las personas, dando estabilidad y seguridad para que las empresas invirtiesen y recuperando derechos de todo tipo, desde la universidad gratuita a la dependencia o poner más profesores. ¿La primera tarea? Presentar unos presupuestos expansivos que sigan ayudando a crear más empleo.

Tras los estragos de la gota fría, ¿qué esperan del Consejo de Ministros de este viernes en Sevilla?

Una vez iniciada la evaluación de daños, el informe previo irá a ese Consejo. En días, las ayudas a los servicios públicos, que corresponden a la Junta, estarán en la calle, y el Gobierno de España se ha dado un plazo máximo de un mes para lanzar su línea de ayudas, dirigidas sobre todo al tema familiar, viviendas, etc.

Defiende la sanidad como la 'joya de la Corona'. ¿Qué hará, por ejemplo, con las listas de espera, cuya publicación lleva un año de retraso?

Es la joya de la Corona porque es la garantía ante la enfermedad y ante la vida. Y la hemos protegido en un momento difícil, frente a lo que pasó en Valencia, donde privatizaron cinco hospitales, o en Madrid, donde tuvo que intervenir un tribunal para parar la privatización. Tras la crisis hemos ampliado nuestra cartera de servicios –parches para niños con diabetes, implantes cocleares...–. Estamos aumentando las plantillas, fundamentalmente en Atención Primaria, con 1.306 profesionales más, interinizando a 15.000 profesionales y con la oferta pública de empleo más grande para reducir esas listas de espera... Por eso el presupuesto del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de este año es el más grande de nuestra historia.

La Dependencia ha sido una de las prioridades de su Gobierno. ¿Siguen reclamando al Gobierno central el 50% de la financiación en Dependencia?

Estamos poniendo ya el servicio a 17.000 personas nuevas, que se sumarán a las 240.000 que reciben alguna prestación, y ello sin haber recibido aún el 50% de la financiación estatal que nos corresponde, sí, y que Pedro Sánchez se ha comprometido a incluir ya en el Presupuesto para corregir ese 82% que sufragamos ahora. 

Hablemos, desgraciadamente, de violencia de género, con un nuevo caso en Sevilla, el asesinato en Los Pajaritos.

Todas las administraciones, incluida también la Junta, tenemos que hacer aún más. La educación es clave, cuanto antes empecemos en las edades más tempranas mucho mejor va a ser esa formación en valores y en respeto. También cumplir el Pacto de Estado, poner todos los recursos a los que nos comprometimos cada administración, y el Gobierno de España los 200 millones de euros que a los que se comprometió. Y revisar el protocolo de todas las actuaciones, en el ámbito educativo, en el sanitario... Hay que seguir formando en género y en lucha contra la violencia hacia nuestras mujeres, a la Policía y a todos los Cuerpos de Seguridad del Estado. Y la Justicia también tiene que mejorar la formación.

Se han creado esta legislatura medio millón de empleos, pero Andalucía sigue a la cola a nivel nacional.

En creación de empleo no estamos a la cola, estamos a la cabeza, triplicando la media de la Eurozona, eso es muy importante. Cuando la crisis es aguda y las políticas son de austeridad, en las regiones con más dificultades se abre la brecha de la desigualdad, nos va peor. Pero en cuanto se cambió el ciclo, Andalucía ha crecido por delante de la media y por delante de países como Portugal. Ha sido la que más [ha crecido] de las 276 regiones de Europa, y más que 21 de los 28 países de la Unión. A un 14,7% de esa tasa de crecimiento de empleo, cuando la media de la Eurozona está en el 5%. ¿Tenemos un diferencial con España? Sí, como España con Europa, pero se va recortando.

¿Tiene algún anuncio en materia impositiva?

Hemos dado oxígeno a quien peor lo ha pasado en la crisis. Todas las medidas fiscales han ido destinadas a los trabajadores a los que más se les ha apretado el cinturón en la crisis por parte de Rajoy, para que notaran la recuperación, pero hay algo que nos condiciona, el modelo de financiación. Yo defiendo un modelo justo, que no haya dumping (competencia desleal) entre regiones, que uno pague lo mismo viva donde viva, y para eso tiene que haber un esfuerzo del Gobierno de la nación, reconocer cuál es la infrafinanciación, y una armonización. Las que reciben más tendrán que justificar ciertas decisiones fiscales, y las que recibimos menos hemos de tener financiación adecuada.

¿Le ha pedido a su exconsejera de Hacienda, María Jesús Montero, los 4.000 millones de euros en los que cifran la infrafinanciación andaluza?

Claro. Y no se lo tengo que explicar porque ella lo elaboró, y se lo sabe de memoria.

¿Qué significa la salida a los mercados para Andalucía?

Magnífica noticia, confianza del tejido inversor en nuestra tierra, a 45 días de unas elecciones, cosa que no es habitual, cuando pusimos 600 millones en el mercado, y recibimos ofertas por 1.400. Andalucía es una tierra de confianza para la inversión.

¿En qué estado se encuentra el acuerdo que alcanzó con el anterior ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, sobre la problemática en La Línea de la Concepción?

Los grupos de intervención rápida en esa zona tienen que ser permanentes. Cuando alguien desafía al Estado, a la legalidad, al orden constitucional, tiene que tener la respuesta siempre, sea donde sea, y en este caso hay grupos que están echándole un pulso al Estado, y el Estado lo tiene que ganar. Y creo que hay que tener en cuenta, y así se lo trasladé al presidente del Gobierno, que lo comparte, que hay que tener en cuenta que los efectivos allí desplazados hacen tareas distintas a otros lugares de España, entre ellas la fronteriza. Por lo tanto eso hay que tenerlo en cuenta a la hora del número de efectivos. Yo una de las cosas que le planteé a Rajoy siempre y a Zoido es que no era posible que contáramos con menos efectivos, que la tasa de reposición se aplicara de esa manera a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en Andalucía y en toda España, que se ha demostrado que no era un buen camino, y que además que los medios que utilizaran no fueran los medios más avanzados para luchar contra el crimen. Y en este caso espero, y así está siendo hasta ahora, que ese compromiso se siga manteniendo, e igual que hice con el gobierno de Rajoy, lo haré con el de Pedro y con cualquier gobierno siempre.

¿Deberían revisar en el futuro contratos, como el de los astilleros de Cádiz, con países bajo sospecha de incumplir los derechos humanos?

El principal indicador para mí son las declaraciones de Naciones Unidas y de los Derechos Humanos, y que yo sepa, en este caso, Naciones Unidas no ha hecho ninguna declaración. Pero yo vivo en Andalucía, al lado de un mar que todos los días se cobra la vida de muchas personas, y veo cómo a veces el eco internacional de la pérdida de un ser humano no es el mismo que el de otro, y deberíamos sentir el mismo dolor y mostrarnos de la misma manera.

Consumado el Bréxit, ¿teme que se cierre la verja?

Ni lo contemplo. Sé de la sensibilidad que va a tener el gobierno con esas 8.000 personas que todos los días entran por la verja para trabajar en Gibraltar, en una zona que ya tiene bastantes dificultades como para que se mire para otro lado ante esa realidad. 

¿Apoya la cosoberanía para Gibraltar, de la que España estuvo muy cerca hace unos años?

Aquí hemos tenido muchos ministros que cada vez que le iba mal al Gobierno de España sobreactuaban con la bandera y con Gibraltar, y si uno mira y echa la vista atrás, los mayores logros en la normalización de las relaciones en el entorno siempre han sido desde el diálogo, el acuerdo y el entendimiento, fundamentalmente con gobiernos socialistas. Yo creo que la sobreactuación en esta vida en general nunca es buena, la haga quien la haga

En  cuanto a la presión de la inmigración, siguen llegando menores solos. ¿Siente que tienen más responsabilidad que otras comunidades?

Tiene que haber una responsabilidad compartida, porque Andalucía ha atendido a todo el mundo, y hace falta que tanto España, el conjunto de las comunidades, como Europa, entienda que esa responsabilidad concierne a todos, no solo a uno.