Estadio de Vallecas
El Estadio de Vallecas, propiedad de la Comunidad de Madrid y campo del Rayo, estuvo cerrado casi todo el mes de septiembre. EFE

Entre 2009 y 2018, la Comunidad de Madrid ha invertido 1,33 millones de euros en tareas de rehabilitación del Estadio de Vallecas, de su propiedad. De esa cifra, solo 77.000 euros corresponden a obras de consolidación de las instalaciones previas a las realizadas este año y que obligaron a cerrar la catedral franjirroja al inicio de la temporada. Fueron en 2009, y se centraron en arreglar un muro y una cornisa.

En el desglose de los trabajos ejecutados por el gobierno regional de los últimos diez ejercicios, al que ha tenido acceso 20minutos, la mayor parte del dinero se destina a cumplimentar requisitos burocráticos –que, en algunos casos, tuvieron que repetirse– y a accesibilidad. Excluyendo lo gastado este año, el montante total hasta 2017 alcanza los 420.000 euros.

La falta de mantenimiento fue notoria en los años de la crisis, con Esperanza Aguirre e Ignacio González en Sol y un equipo en apuros económicos y deportivos sobre el césped. Por ejemplo, en 2010, la Comunidad solo derivó 794 euros para un informe. En los dos años siguientes, nada.

Seis años con la ITE a cuestas

Precisamente, fue en 2012 cuando las instalaciones no lograron superar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) ante el "estado general de la estructura" y la "cimentación". Sin embargo, el gobierno no empezó a poner dinero para subsanar los desperfectos hasta 2015. Ese año, el cuadro refleja un gasto de algo más de 4.300 euros en un estudio, un valor 10.000 euros inferior a la otra inversión ejecutada por esas fechas: la compra de una enfriadora.

Tras otro año en blanco, en 2017, el gobierno tuvo que abonar 78.500 euros por los trabajos de urgencia acometidos de forma subsidiaria por el Ayuntamiento, que inició un procedimiento contra la Comunidad por no cumplir (ni hacer cumplir) la ITE.

Las partidas más abultadas del registro y que realmente dan cuerpo a ese millón largo que justifica el ejecutivo regional aparecen ya en 2018 –poco después de la creación de la Consejería de Cultura y Deportes– y a partir de junio, con el inicio efectivo de la reforma. La intensidad de esa operativa fue la que obligó al director de obras a desaconsejar, a través de un informe firmado el 27 de agosto, que se llevara a cabo "cualquier evento deportivo con público".

Núñez (Cs): "Fue una negligencia"

Esa decisión se adoptó solo una semana después de que un menor sufriera un accidente en las gradas en el primer partido de liga ante el Sevilla. El campo estuvo fuera de juego un mes y, en ese tiempo, el gabinete de Ángel Garrido y el jefe rayista, Raúl Martín Presa, intercambiaron sonoros reproches sobre el descuido de este campo de la categoría de oro del fútbol nacional y que da servicio a otras federaciones.

Recientemente, Ayuntamiento y Comunidad han planteado públicamente la posibilidad de traspasar la propiedad a manos municipales a través de una permuta.

Por su parte, el diputado regional Roberto Núñez (Cs), que solicitó este desglose al gobierno de Garrido, critica además que la Comunidad "permitiese a 13.000 personas" acudir al primer partido de liga. A su juicio, "fue una auténtica negligencia" porque "el recinto no podía abrirse en esas condiciones". El ejecutivo, por contra, defiende las medidas adoptadas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.