El paso del huracán Leslie ha tenido en las últimas horas las consecuencias más graves en Cataluña, con cinco heridos graves en accidente, un río desbordado y múltiples inundaciones.

Según el Servei Meteorològic de Catalunya, la borrasca tropical derivada del huracán Leslie ha dejado más de 200 litros de agua por metro cuadrado en el Montseny y ha sido la estación meteorológica de Viladrau (Barcelona) la que más lluvia ha recogido, con 209,3 litros por metro cuadrado.

Con Leslie ya desvanecido, los servicios de emergencia catalanes todavía han tenido que atender esta mañana a 17 personas por causas relacionadas con las fuertes lluvias, de las que seis han sido trasladadas a hospitales, cinco en estado grave tras verse implicadas en accidentes de tráfico.

Las intensas lluvias han provocado el incremento de los caudales de varios ríos, llegando al umbral de peligro en el Ter y el Congost. Además, los caudales estuvieron de alerta en el Fluvià, en el Llobregat, en el Sió y en el Corb. Se han producido inundaciones puntuales en Ribes de Freser, Sant Quirze de Besora, Sant Joan de les Abadesses y Ripoll. Ha habido riesgo de desbordamiento de los ríos Foix, Fluvià, Tordera y Cardener, además de las rieras del Tarragonès y el Baix Penedès.

En las últimas horas, el río Sió se ha desbordado a su paso por Les Olugues (Lleida) y ha anegado los bajos de las casas más cercanas, sin lamentar daños personales, mientras que la zona de la Part Baixa de Tarragona se ha vuelto a inundar en menos de cinco días.

El teléfono 112 ha recibido 1.709 llamadas

El teléfono de emergencias 112 ha recibido 1.709 llamadas relacionadas con 1.240 incidentes causados por las intensas lluvias hasta las 18 horas de este lunes en Cataluña. La mayoría procedían de la comarca del Tarragonès --197 llamadas en total, 219 de ellas desde Tarragona ciudad-- y el Vallès Occidental --182, 43 desde Terrassa y 28 desde Sant Cugat del Vallès--.

También destacan las 83 llamadas registradas desde la comarca del Baix Penedès --33 desde Calafell y 23 desde El Vendrell--, así como las 85 llamadas desde el Barcelonès --64 realizadas desde la capital catalana--.

De las llamadas que ha recibido el 112, un total de 247 avisos se han derivado a los Bomberos de la Generalitat hasta las 4 de la madrugada. Casi todos han sido por inundaciones de bajos y subterráneos, filtraciones en edificios, árboles y ramas caídos a causa del viento, personas atrapadas en vehículos, acumulación de piedras y barro en la calzada y la subida del caudal del ríos y rieras.

Los Bomberos atienden 628 avisos

Los bomberos han atendido 628 avisos por incidentes relacionados con el temporal de lluvia que azota a Cataluña, desde el pasado domingo a las 14.00 horas hasta esta mañana a las 8.00 horas, y varias localidades han sufrido cortes del suministro de luz, según han informado los Bomberos de la Generalitat.

Las actuaciones de los bomberos han estado relacionadas principalmente con la caída de árboles y ramas, limpieza de vías afectadas por piedras y barro, inundaciones de bajos, mobiliario urbano desplazado y revisión de caudal de ríos y rieras.

Dichas fuentes han señalado que diversas poblaciones han sufrido cortes de luz y este lunes por la mañana ha llegado a haber 14.000 abonados sin luz, la mayoría de las comarcas del Vallès Occidental, Osona, el Maresme y el Ripollès. Las principales afectaciones del suministro eléctrico han tenido lugar en Malgrat de Mar (Barcelona), Sant Quirze de Besora (Barcelona), Blanes (Girona), Ripollet (Barcelona) y Tivissa (Tarragona).

Los Bomberos también han trabajado esta noche en las labores de desescombro del exterior de un edificio abandonado que se ha hundido en Tortosa (Tarragona) y que no ha provocado ningún herido, aunque ha obligado a desalojar a seis personas de inmuebles adyacentes.

Más de seis mil hogares sin luz

Un total de 6.092 hogares permanecen aún sin suministro eléctrico a consecuencia de las fuertes lluvias que han caído esta noche en buena parte de Cataluña. Fuentes de Endesa han señalado que los técnicos están trabajando desde esta madrugada en reparar lo antes posible las averías causadas por las fuertes lluvias, muchas de ellas por inundación de estaciones transformadoras, y esperan que a lo largo del día se restablezca la normalidad

Una docena de tramos de carreteras afectados

Una docena de tramos de carreteras se han visto afectados por cortes por inundaciones o desprendimientos de tierra en las demarcaciones de Barcelona y Girona, lo que ha obligado a suspender el transporte escolar en seis municipios.

Nueve carreteras catalanas han sido cortadas al tráfico de vehículos debido al temporal de lluvia y viento. Según informa el Servei Català de Trànsit (SCT), las principales vías cortadas son la C-17 en la Garriga (Barcelona) y Ripoll (Girona); la C-35 en Massanes (Girona), y la 138 en Camprodon (Girona). Las carreteras GIV-6226 en Garrigàs,  la GI-401 en Camp de Bànol y la 138 de Camprodon (Girona) han reabierto la tarde de este lunes, tras el temporal de lluvia que ha azotado a Cataluña desde la noche de este domingo, ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT) a las 17.30 horas.

Quedan siete carreteras con restricciones de tráfico por las lluvias, entre ellas cuatro cortadas por inundaciones u obstáculos: la N-141F en Les Oliguesy la LV-3341 en Barbens (Lleida); la TV-2005 en Aiguamúrcia (Tarragona) y la GIV-5264 en Vilallonga de Ter (Girona).

Se da paso alternativo en el kilómetro 98,5 de la N-240 en Lleida, y en la GI-541 en Sant Hilari Sacalm (Girona); y que hay un carril cortado por obstáculos en la vía en la BV-5122 en Fogars de la Selva en dirección hacia Tordera (Barcelona).

Asimismo, también están cortadas las carreteras gerundenses Gi-544 en Espinelves; Gi-552 en Arbúcies, y la Gir-555 en Riudarenes, así como la B-431 en Oristà (Barcelona); la BP-1431 en la Garriga, y la N-260 en Ribes de Freser (Girona).

El Aeropuerto de Barcelona está funcionando con normalidad después del episodio de viento y lluvias, según han informado fuentes de Aena. Las lluvias derivadas de Leslie obligaron a cancelar este domingo casi una treintena de vuelos de salida del Prat. Además, las tormentas también provocaron retrasos en la mayoría de salidas y llegadas.

Las lluvias también obligaron a espaciar los aterrizajes por motivos de seguridad. Ahora, sin embargo, la situación ya se ha normalizado.

Corte en Rodalies por un árbol caído

La línea R2 de Rodalies de Catalunya ha quedado cortada en ambos sentidos la mañana de este lunes entre Llinars y Sant Celoni por un árbol caído en las vías.

Renfe ha informado a través de Twitter que se trabaja para habilitar un servicio alternativo por carretera entre las dos estaciones.

El incidente también afecta a la circulación de trenes de la línea R11 de Rodalies.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.