Un Hombre Lee En Un Ebook
Un Hombre Lee En Un Ebook EUROPA PRESS

Este martes, la Unión Europea aprobó  que sus miembros puedan aplicar el IVA reducido a los libros electrónicos, equiparándolos a las publicaciones en papel.

De acuerdo a Hartwig Löger, ministro de finanzas de Austria (país que preside actualmente la UE) esta medida es parte de los esfuerzos de la Unión por modernizar la economía digital y permite a los países miembros "mantener el ritmo con el progreso tecnológico".

Esta iniciativa se presentó en 2016 y se había tratado de aprobar previamente en tres ocasiones en las que la oposición de la República Checa había impedido alcanzar el acuerdo. Además, los países que habían tratado de establecer medidas similares se han visto bloqueados por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea bajo el argumento de que las normas europeas prohibían estos gravámenes.

De acuerdo con la normativa, no obstante, los estados sólo podrán aplicar el tipo reducido cuando las publicaciones en papel estén gravadas de esta manera.

Aún así, cabe destacar que esta medida tiene cierto carácter provisional, pues la Unión se encuentra a la espera de acordar un nuevo sistema de IVA que actualice el régimen vigente desde hace 25 años.

Esta nueva decisión ha venido acompañada de otras, como que los estados puedan aplicar una derogación de las normas del IVA de manera que  sea el comprador de un bien o servicio quien esté encargado de ingresar este impuesto, obligación que habitualmente recae en el proveedor, con el fin de evitar fraudes por parte de estos últimos.

La decisión de la UE podría encontrar eco en España. Poco después de la votación de la medida, el ministro de Cultura José Guirao ha mostrado en la inauguración de la Feria Liber su disposición a aplicar esta rebaja del IVA, al declarar que "es una buena noticia" y "estudiaremos cómo se hace y espero que lo hagamos".