Fontana di Trevi
Una imagen de la Fontana di Trevi de noche. Wjh31 / WIKIPEDIA

La Fontana di Trevi es uno de los monumentos más famosos de Italia. Situada en Roma, la tradición lleva a los turistas a lanzar monedas de espaldas a la fuente, pidiendo un deseo. Como es un lugar que recibe miles de visitas cada día, la cantidad de dinero que llega a las aguas de la fuente no es nada despreciable. De ello se dio cuenta Roberto Cercelletta, un romano que durante 34 años se dedicó a vaciar de dinero la fuente.

Cuenta La Vanguardia en un reportaje que Cercelletta empezó con su labor en el año 1968. Sin trabajo y con problemas mentales, antes del amanecer se acercaba a la fuente y se sumergía en ella. Entonces, barría las monedas y las amontonaba en un rincón para luego sacarlas agachándose. También tenía otro método: un imán con forma de espada.

La policía calculaba que cada día, Cercelletta se llevaba 850 euros. Como no había ninguna ley al respecto, este hombre actuaba sin oposición. El problema es que en 1999, una nueva ley de protección de los monumentos de Roma incluía la prohibición de revisar el contenido de las fuentes. Así, Cercelletta empezó a ser multado.

Pero un día, en agosto de 2002, a este hombre no se le ocurrió otra cosa que protestar haciéndose cortes con una navaja en la barriga, tras lo que fue detenido. Cercelletta dijo que no sacaba tanto dinero y que lo compartía todo con otros indigentes de la ciudad. Además, si no lo hacía él, lo haría otro. Y llevaba 34 años haciéndolo. No obstante, la opinión pública se puso en su contra, porque el dinero recogido en la fuente era para obras de caridad.

Tras una temporada en prisión, volvió a repetir la escena de los cortes en 2011. Dos años después, murió.

Pero el debate sobre las monedas de la Fontana di Trevi no se ha cerrado. El pasado mes de abril, la alcaldesa Virginia Raggi planteó que los 1.400.000 euros anuales que se recogen de la fuente fueran destinados al Ayuntamiento de Roma. No obstante, la lluvia de críticas que recibió la hizo recular y ese dinero seguirá siendo empleado en iniciativas de solidaridad y en asistencia a personas en situación de necesidad.