Rivera y Marín
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), y el líder de esta formación en Andalucía, Juan Marín (d), durante su visita a Córdoba. EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha puesto este miércoles el reloj en marcha para, dentro de tres días, decidir si rompe con la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y le retira el apoyo a su investidura que le garantizó en 2015.

Rivera lo justifica en que el pacto entre ambos no se está cumpliendo y no se teminará de cumplir de aquí a final de legislatura. Sin embargo, su ultimatum llega a casi final del mandato y cuando especula que Díaz podría disolver el Parlamento este otoño. "El pacto hay que cumplirlo en todos sus puntos, no sólo algunos", ha advertido Rivera.

Quedan menos de seis meses para las elecciones andaluzas y Rivera ha fijado un plazo que presumiblemente terminará este sábado para decidir si rompe el pacto de investidura con Díaz, poniendo en entredicho la estabilidad del Gobierno andaluz, quizá hasta abocarlo a unas elecciones que quizá se adelanten de todos modos.

Este fin de semana se reúne en Málaga el comité ejecutivo nacional de Ciudadanos, que el viernes escuchará el informe que ha elaborado su portavoz en el Parlamento andaluz, Juan Marín, sobre el grado de cumplimiento del pacto con Díaz.

O, más bien, sobre su incumplimiento, tal y como ha denunciado este miércoles Rivera y ya había adelantado la víspera el propio Marín, que adelantó un escenario en el que Ciudadanos dejará en minoría a Díaz en el Parlamento "liberándonos de todos nuestros compromisos que firmamos en el pacto de investidura".

Incumplimientos en regeneración

Sin embargo, Ciudadanos ha postergado la decisión al fin de semana y no será su líder en Andalucía sino Rivera quien anuncie si salva o condena a Díaz por un grado de cumplimiento del pacto que, según dijo ayer, es deficiente, sobre todo por lo que respecta a la regeneración democrática.

Según denunció ayer, el PSOE andaluz se niega a poner en marcha medidas de "regeneración" como la reforma de la ley electoral o la eliminación de losaforamientos.

Aunque Rivera sí admite que se han cumplido aspectos en materia económica, como la tarifa plana para los autónomos o la supresión del impuesto de sucesiones que ahora promueve en toda España, puede considerarse que el pacto de investidura tiene ya poco recorrido.

A Ciudadanos ya no le basta, por ejemplo, que el Parlamento andaluz inicie el curso político la semana que viene debatiendo la reforma de la ley electoral porque estima que los incumplimientos vienen desde hace tiempo.

En todo caso, Rivera no ha querido adelantar acontecimientos. "Si el PSOEy Susana Díaz dicen que reformarán la ley electoral, suprimirán aforamientos y redes clientelares", el pacto durará "hasta el último día" de la legislatura, dijo.

El "desquicie" de Rivera

La reacción a esta advertencia no ha tardado en llegar. Díaz ha atribuido el ultimatum de Rivera a su "desquicie" por la competición que libra con el nuevo presidente del PP y le acusó de "uti lizar a Andalucía en sus cuentas electorales y su carrera con Pablo Casado para ver quién está más a la derecha".

"No voy a perder la oportunidad de mejorar la vida de los andaluces, que me merece mucho más la pena que las bullas, los nervios y la precipitación de Rivera", ha dicho la presidenta andaluza, que también le ha asegurado que la decisión de convocar elecciones se decirá "en Andalucía" y no "fuera de esta tierra".

Cronología del ultimatum de Rivera

  • 7 de septiembre. Juan Marín presenta ante la ejecutiva nacional de Ciudadanos que se celebrará en Málaga su informe sobre el grado de cumplimiento del pacto de investidura por parte del Gobierno andaluz.
  • 8 de septiembre. Está previsto que Albert Rivera se pronuncie sus conclusiones y, eventualmente, anuncie si retira el apoyo e sus diputados en el Parlamento andaluz a Susana Díaz, lo que la dejaría en minoría en la Cámara regional.  
  • 12 y 13 de septiembre. El Parlamento de Andalucía inicia curso popolítico con el debate, entre otras cuestiones, de la reforma de la ley electoral, uno de los incumplimientos del pacto que denuncia Ciudadanos.
  • 22 de marzo de 2019. Se cumplen cuatro años desde las últimas elecciones andaluzas, celebradas en 2015. Está por ver cuándo se celebrarán en esta ocasión, si habrá adelanto electoral por decisión de la propia presidenta o provocado por la eventual retirada  del apoyo de Ciudadanos.