El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Reus, Juan Carlos Sánchez, y otro concejal naranja de la localidad han participado este viernes en la "acción reinvidicativa" que han protagonizado dos militantes del partido, que se han encaramado con un palo casi hasta el balcón del consistorio para retirar una pancarta independentista.

Desde la formación naranja se asegura que el acto "se ha desarrollado sin violencia", mientras que el Gobierno municipal, del PdeCAT, ha denunciado una "retirada violenta" y el alcalde, Carles Pellicer, ha interpuesto una denuncia este mismo viernes contra las dos personas que han llevado a cabo la acción y contra otras que la jaleaban, por insultos y por amenazas. Fuentes del PDeCAT de Reus indican que entre los denunciados no se encuentran los dos concejales de Ciudadanos.

Tal y como se ve en las imágenes que ha facilitado la formación que lidera Albert Rivera, dos de sus militantes se han presentado ante la fachada del ayuntamiento provistos de una escalera y una vara. Mientras uno de ellos sujetaba la escalera, el otro intentaba desde arriba arrancar con el palo un cartel en el que, junto a un lazo amarillo, podía leerse "Llibertat Presos Politics" ("Libertad Presos Políticos").

Entre el "grupo de afiliados" que han jaleado la acción se encontraban los dos concejales de Ciudadanos. Durante la acción, fuentes del PDeCat en Reus han relatado a 20minutos que el grupo se han increpado con partidarios de la independencia que en ese momento se encontraban delante del ayuntamiento, en la plaza mayor de la localidad ya concurrida a esas horas de la mañana. A ellos se ha dirigido Pellicer, "para evitar que fuera a mayores" y es cuando el alcalde ha recibido los insultos y amenazas que después ha denunciado.

Acción reivindicativa

Según Ciudadanos, se trata de una nueva "acción reivindicativa" dentro de la campaña que ha emprendido Ciudadanos para retirar "simbología partidista en los espacios públicos" que ha llamado #SonDeTodos.

Dentro de esta campaña, la semana pasada, militantes de Sabadell borraron una estellada, una bandera independentista, pintada en un paso de cebra de la localidad. En el Manou (Barcelona), otro grupo de Ciudadanos se han dedicado a retirar lazos amarillos colocados a lo largo de las vías del tren.

El partido naranja defiende que acciones como la de este viernes en Reus persiguen "dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que insta a garantizar la neutralidad y el respeto a la pluralidad de los ciudadanos".

En relación a la alcaldía de Reus, Ciudadanos asegura que se había pedido "en reiteradas ocasiones" la retirada de la pancarta y del lazo amarillo que hoy sus militantes han retirado.

No obstante, ha vuelto a ser colocada de nuevo "después de ser retirada violentamente por gente de Ciudadanos", ha indicado el PdeCAT a través de su cuenta de Twitter.

Hasta el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reaccionado ante la retirada de la pancarta, para dar las "gracias" al alcalde, cuando ha vuelto a colocarla.

Asimimo, la acción de Ciudadanos ha provocado una pequeña concentración posterior de personas ataviadas con pañuelos amarillos que corean consignas en favor de la libertad de los políticos catalanes encarcelados por la causa contra la consulta independentista.

Quebrar la convivencia

Ciudadanos ha asegurado que en la acción "se ha desarrollado sin violencia" y que el alcalde de Reus, Carles Pellicer, "se ha dirigido a los presentes de Ciudadanos y les ha increpado".

La versión de los independentista es diferente. La corporación municipal ha comparecido después de lo sucedido para "condenar la quiebra de la convivencia de Ciudadanos Reus que, amparándose en un pelotón, ha asaltado la sede de la soberanía popular municipal y ha amenazado al alcalde", según ha informado la formación a través de Facebook.

El Gobierno municipal ha asegurado que "desde el Gobierno de la ciudad trabajaremos para evitar la fractura social que buscan".