El secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana
El secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana. EUROPA PRESS

El secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, ha admitido que será "complicado" sustituir durante esta legislatura la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), aprobada en 2013 por el gobierno de Mariano Rajoy y que el PSOE reclamaba derogar cuando estaba en la oposición.

Para el segundo de Isabel Celaá en el Ministerio de Educación y Formación Profesional, "hacer una ley de conjunto del sistema educativo es un trabajo largo" para una legislatura "muy especial" como la actual, "porque es como máximo media legislatura", precisa Tiana, aunque recuerda que el Gobierno cambiará "lo antes posible" algunos de los artículos de la Lomce, también conocida como Ley Wert, tal y como anunció la ministra en su primera comparecencia en el Congreso.

Sin embargo, el exrector de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) no renuncia a buscar un acuerdo educativo con el resto de formaciones políticas. "Vamos a ver si somos capaces de acordar una ley que tenga una cierta estabilidad, pero eso requiere muchas conversaciones, negociaciones y contactos. Es una tarea que seguramente lleve más tiempo. Vamos a ver hasta dónde llegamos", apostilla.

Sin intención de "atacar" a la concertada

En aquella comparecencia, Celaá anunció la derogación del Real Decreto Ley 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, aprobado en 2012 por el ejecutivo de Rajoy, y también modificaciones puntuales de la Lomce, como el artículo 109.2, que la ministra calificó como un "eufemismo" provocando "preocupación" en algunas organizaciones de la escuela concertada.

Según Tiana, ese artículo permite que en los nuevos barrios de las ciudades "se cubra la escolarización con centros concertados" postergando la creación de centros públicos. "Determinadas actuaciones de determinadas comunidades autónomas han hecho dejación del papel prioritario que deberían conceder a la educación pública y se lo han pasado a la concertada. Eso no tiene sentido", explica.

Durante la comparecencia en el Congreso, la ministra Celaá también anunció que el Gobierno abrirá un diálogo con los centros concertados de educación diferenciada, la que separa físicamente a niños y niñas, con el objetivo de "acordar" un modelo educativo "igualitario.

"Discrepancias" por la religión

Otra de las medidas del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez que ha generado polémica es la decisión de que la asignatura de Religión deje de computar para la nota media del alumnado. "Con las demás religiones nunca hemos tenido conflicto", apunta Tiana aludiendo a la Conferencia Episcopal Española (CEE), que ha criticado la transformación en obligatoria de la asignatura Valores Éticos y Cívicos en detrimento de Religión.

Tiana, que fue secretario general de Educación entre 2004 y 2008, recuerda que las "discrepancias" de la Conferencia Episcopal con los ejecutivos socialistas han sido frecuentes, y las atribuye a la interpretación de los acuerdos de España con la Santa Sede. "Tradicionalmente el PP ha sido más generoso en la interpretación de esos acuerdos", afirma.

Sin embargo, Tiana no precisa todavía cuándo dejará Religión de contar para la nota media. "Nuestra idea es que los cambios principales en la LOMCE los veamos a la vuelta del verano y estén aprobados el curso que viene, pero trabajamos como si no hubiera mañana", pronostica.