Georgina Rodríguez no está embarazada. Repetimos: no está embarazada. Tal y como apuntó el diario 20minutos era perfectamente normal que la modelo mostrase un ligero abultamiento en la zona del abdomen en su última aparición pública. 

La novia de Cristiano Ronaldo amadrinó los desfiles de Gran Canaria Moda Cálida y acudió vestida con un bustier y una falda lápiz en color verde. Como la prenda le hacía un bulto en la tripa, los internautas comenzaron a elucubrar sobre si la española podría estar embarazada.

A menos que ese día una mujer haya estado en ayunas es lógico y normal que la zona no luzca como una tabla. Las faldas de tubo son prendas muy ceñidas que marcan cada centímetro del cuerpo.

La modelo explicó a la revista ¡Hola! que "tiene retención de líquidos", le "influyen las hormonas" y que como es normal "todavía" se está "recuperando del parto".

En broma, la pareja de CR7 cuenta que ha pasado unos días en Italia y que ha estado "comiendo pasta durante cuatro días seguidos y eso afecta al abdomen de cualquiera".

Recordemos que Georgina dio a luz a Alana Martina en noviembre de 2017 y que, a principios de este mes, la vimos en bikini con el madridista pasando unos días en Ibiza.

Cierto es que CR 7 ha dicho siempre que quiere tener siete hijos (y ya tiene cuatro), y Georgina también quiere seguir ampliando la familia, pero en el futuro. "Ahora estamos contentos como estamos, disfrutando de los cuatro pequenos de la casa y de nuestra relación como pareja".

En abril, ya se especuló con que la pareja iba a casarse por un anillo con un inmenso pedrusco que ella lucía en su mano.