¡Laura Matamoros da a luz a su primer hijo!
¡Laura Matamoros da a luz a su primer hijo! EP

"Ahora mismo tengo un culo de mierda", dice Laura Matamoros en el gimnasio. La ex concursante de Supervivientes ha sido madre recientemente y se ha puesto en manos de un entrenador personal para ir haciendo ejercicios con los que, poco a poco, recuperar su físico tras el parto. En Instagram no se han hecho esperar los comentarios porque no ha respetado la cuarentena para comenzar a ejercitarse.

La usuaria sheila.havziart@anmagf escribía en el Instagram de Laura: "Completamente de acuerdo con @susana_calav 9 meses cuidándose es viable a veces. Otras tienes problemas en el embarazo y tienes que estar en reposo. Otras tienen problemas en los músculos abdominales (por si no lo sabías ciertos ejercicios de abdominales favorecen la apertura de los músculos) y cuando una persona es seguida por tanta gente y no todas son inteligentes como se ha dicho aquí, debería dar un poco de ejemplo... obviamente la sociedad premia más el volver enseguida a estar delgada y vientre plano que, quizá, ocuparte de tus hijos 24h".

"Sigo las recomendaciones de mi doctora que para eso es doctora. A quién le pique, ajos come", dice la hija de Kiko Matamoros en su canal de vídeo. Precisamente, la influencer no realiza "ni deportes de impacto ni abdominales" por recomendación médica ya que podría perjudicar "el suelo pélvico", explica el doctor Mora, responsable de la Unidad de Cirugía Plástica de la Clínica Opción Médica.

Las recuperaciones exprés postparto de algunas famosas rozan lo sobrenatural. ¿Genética? No siempre: una mezcla de photoshop y bisturí, siendo la abdominoplastia la técnica que se esconde detrás de estas recuperaciones tan milagrosas.

Desde la Clínica Opción Médica explican que esta técnica consiste en "separar la piel y el tejido graso subcutáneo de la pared abdominal, hasta la base de las costillas, eliminando el exceso de piel y grasa". ¿Qué conseguimos? La cintura puede disminuir en 2 o 3 tallas y "desaparece el aspecto abombado del abdomen", explica el doctor Mora. La cicatriz se hace a la altura justa para que quede oculta bajo el slip o el biquini.

Para poder operar es necesario que el cuerpo haya ‘vuelto a su sitio’ y el tiempo que suele aconsejarse es "pasados unos 4 meses después de dar a luz". En algunos casos, se completa con una liposucción de flancos y zona superior para mejorar el resultado final.

Hace cosa de un mes que Khloe Kardashian dio a luz, pero parece que ya está bastante bien de forma. En redes sociales muestra que entrena entre cinco y seis veces a la semana para deshacerse de los kilos de más, llegando a presumir de vientre plano.

La influencer italiana Chiara Ferragni posteaba hace poco tiempo su primera foto con un 'crop top' después de traer al mundo a su pequeño Leo. "Mi cuerpo regresa lentamente a su forma original y el proceso es fascinante", escribía a la vez que pedía a sus seguidores que le contasen sus experiencias postparto. Y hubo quien le comentó: "Un mes después del parto todavía llevaba los pantalones de mi madre".

Ferragni a los 20 días de parir, ya enseñaba un estómago (casi) plano en Instagram. "Todavía hay mucho trabajo por hacer, pero nuestro cuerpo es maravilloso", escribía en una imagen publicada desde el gimnasio.

La bloguera, que asegura combinar el gimnasio con una dieta equilibrada, quiere recuperar su figura cuanto antes, entre otros motivos, porque tiene que estar estupenda de cara a su boda con el rapero Fedez, con quien se casará en agosto.

No obstante, pasar por un quirófano no es la única manera de recuperarse. Si se es deportista hay mucho camino recorrido. La modelo Ariadne Artiles o Georgina Rodríguez, novia de Cristiano Ronaldo, ya lucen espectaculares y cualquiera diría que esos cuerpos han llevado nueve meses un bebé dentro.

El doctor Iván Mañero comenta que las mujeres que llevan una rutina de deporte constante y desde hace años (no solo con la maternidad), tienen una recuperación mucho más rápida y fácil. "Su cuerpo tiene una musculatura fuerte, lo cuál le permitirá volver más rápidamente a su estado original", añade. Que se lo digan a Pippa Middleton que no tiene intención de dejar su rutina fit por nada del mundo y lo que ha hecho es adaptar sus entrenos a su embarazo.

La colaboradora de El hormiguero Pilar Rubio desvela en su cuenta de Instagram que ella combina hipopresivos con ejercicio funcional para su recuperación post parto. De esta manera, busca "una rehabilitación de la diastasis abdominal (apertura de costillas)".

Empezamos el viernes con energía! 💪. En plena recuperación post parto, lo que a mi siempre me ha funcionado es combinar #hipopresivos con ejercicio funcional. Como muchas me preguntáis cómo se hacen los hipopresivos, además de tenerlo explicado en nuestro libro #embarazadayahoraqué , @caroline_correia y yo os dejamos tres vídeos de nuestro entrenamiento de hoy. Espero que os sirva de ayuda 😘 Con estos ejercicios buscamos una reeducación postural, fundamental para una recuperación post parto. Aquí trabajamos la musculatura abdominal para empezar la rehabilitación de la diastasis abdominal. APERTURA DE COSTILLAS Acción: 1. Inspira por la nariz durante 2 segundos y espira por la boca durante 3- 4 segundos llevando tu ombligo hacia dentro y arriba. 2. Inspira por la nariz durante 2 segundos y espira por la boca durante 3- 4 segundos llevando tu ombligo hacia dentro y arriba. 3. Inspira por la nariz durante 2 segundos y espira por la boca hasta vaciar tus pulmones llevando tu ombligo hacia dentro y arriba. 4. Quédate en apnea (no cojas aire) y abre las costillas. Intenta aguantar de 4 a 10 segundos. POSTURAS En todos los ejercicios debes mantener la activación de la cintura escapular. Para conseguirlo, imagina que quieres llevar tus hombros hacia abajo y a los lados. Para ayudarte con la sensación imagina que empujas una pared con tus codos. Columna estirada: imagina que tus vértebras quieren separarse ( sensación de que creces ) Pelvis en neutro: NO BASCULES LA PELVIS.

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) el8 Jun, 2018 a las 12:09 PDT

¿Qué otros factores entran en juego?

Ser una persona deportista es importante, pero no es la única variable que afecta para la pronta recuperación de un embarazo. La clínica de Iván Mañero nos da cuatro puntos importantes a tener en cuenta.

1. La edad de la madre: una mujer que ha sido mamá antes de los 30 se recupera mejor que si no lo ha sido entre los 30 y los 40, o incluso más allá.

2. El número de hijos que haya tenido: la recuperación es mucho más rápida cuando se trata del primer hijo que los posteriores, pues los tejidos están más fuertes. Volver a la forma original es más lento cuando ya hablamos del segundo o tercer hijo. Por eso, las madres primerizas tardan más en tener barriguita y no se les suele notar hasta el quinto o sexto mes. Mientras que en el segundo embarazo, el abdómen empieza a ser visible a partir del cuarto mes y se debe a que los tejidos de la musculatura no están tan fuertes como el primer embarazo.

3. La genética: si la mamá está dotada de una piel elástica y un buen tono muscular, se recuperará mucho antes y con menos esfuerzo.

4. El número de bebés: no es lo mismo que una mujer tenga dos bebés o tres dentro de su cuerpo durante el mismo embarazo que uno. La dilatación de todos los tejidos (musculatura, piel, etc) será mucho mayor y la recuperación de la forma tampoco será la misma.