Concentración contra la Sentencia de "La Manada"
Concentración de estudiantes contra la Sentencia de "La Manada" este jueves en Ponferrada. Ana F. Barredo / EFE

Unidos Podemos va a registrar en los próximos días en el Congreso de los Diputados, antes de que finalice el periodo de sesiones en julio, una proposición de ley integral contra las violencias sexuales que, según ha podido saber 20minutos, cataloga los actos sexuales como agresión cuando no exista "acuerdo mutuo" y apuesta por mejorar la atención a las víctimas que los denuncien.

La formación lleva medio año trabajando a fondo en una propuesta legal que emana del mandato el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, donde se insta a revisar la legislación sobre agresiones sexuales. El nuevo texto legal aspira a reflejar el cambio de paradigma sobre los delitos contra la libertad sexual, que considera que "si no hay acuerdo mutuo es agresión. Solo sí es sí en las relaciones sexuales".

Podemos aspira a concitar el máximo acuerdo parlamentario, explican, con un proyecto en el que han colaborado catedráticos en derecho penal, asociaciones de derechos humanos y especialistas en Violencia de Género.

En España cada día se denuncian cuatro agresiones sexuales, delito que ha subido un 28% en el último año, según el Ministerio del Interior. La reciente sentencia de La Manada hizo aflorar un enfrentamiento entre la sociedad civil y buena parte del arco político con la Justicia, a cuenta de la actual categorización de los delitos contra la libertad sexual en el Código Penal. Por la distinción que se establece entre abusos y agresión sexual. Ambos tipos se utilizan en casos de asaltos con penetración, lo que comunmente se entiende como violación, pero el segundo exige de la concurrencia inequívoca de violencia y/o intimidación.

"No existen los abusos, todo es agresión"

"No es abuso, es violación" fue grito de rechazo unánime en cuanto se dio a conocer la sentencia de La Manada en las puertas de la Audiencia de Navarra y un clamor en las manifestaciones convocadas por toda España. La Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE) reclamó una revisión profunda sobre cómo se investigan y se juzgan los delitos contra la libertad sexual. También desde el observatorio de violencia de género del Consejo General del Poder Judicial se reclamaba "una ley de violencia sexual".

La diputada de En Marea Ángela Rodríguez ha explicado a 20minutos que el grupo de trabajo ha tomado como referencia las nuevas legislaciones de países como Suecia, Francia o Italia sobre violaciones, además de diversos estudios jurídicos. Pero Rodríguez subraya el carácter integral de su propuesta, que no se circunscribe a una nueva categorización de los delitos y a sus penas asociadas, sino que también toca de lleno la investigación de los hechos, la protección y atención a las víctimas en el proceso judicial e incluso la prevención de la violencia sexual en la sociedad, a través de la educación.

"Entre los aspectos más novedosos de la nueva legislación está la unificación de abusos sexuales y agresión sexual, en favor de esta última categoría. Creemos que la violencia no debe de ser un requisito para que se considere agresión sexual. ¿Por qué se rebaja al delito de abusos cuando la víctima es menor o cuando no tiene capacidad de ejercer su voluntad? Siempre es agresión sexual", defiende la diputada gallega.

Sin querer bajar al detalle de las penas que proponen para los delitos, sobre si se incrementan o modifican, sí adelantan que la propuesta de ley integral contemplará agravantes para las violaciones "en manada" o mediante el uso de estupefacientes que anulan la voluntad de las víctimas.

Con la propuesta de Podemos, además del conflicto de La Manada respecto al tipo se evitaría, por ejemplo, la reciente rebaja de una condena de agresión sexual a abusos sexuales en el caso de la violación a una menor a manos de un familiar ya que la niña no pudo resistirse por encontrarse en "estado de shock". La  fundamentación de la sentencia decía que el tío de la menor no empleó amenazas ni fuerza excesiva, pero Podemos plantea precisamente que no sea necesario probar violencia para considerarlo agresión sexual.

Lo importante para la formación morada es, además de unificar los tipos delictivos en la agresión sexual, garantizar un tratamiento adecuado a las víctimas durante la denuncia y el proceso judicial. "Los cambios en el código penal pueden circunscribirse a dos páginas de las 60 que pueda tener la ley en su conjunto... Porque aspiramos al abordaje integral de las violencias sexuales".