Una concentración ciudadana de cerca de un centenar de personas han protestado ante las puertas del Palacio de la Justicia de Pamplona tras conocer la sentencia del juez en el caso de La Manada, que han sido condenados por abuso sexual a nueve años de cácel cada uno.

"No es abuso, es violación", han clamado varios colectivos a las puertas de la Audiencia de Navarra.

La Policía ha tenido que intervenir para mantener la seguridad y reducir escenas de tensión crean un cordón humano, después de que un grupo de personas se ha saltado un control policial de cara al acceso al edificio. Portaban pancartas y pañuelos en señal de protesta, repitiendo "no es abuso, es violación".

De cara a esta tarde, hay convocadas concentraciones en muchas ciudades españolas para protestar por la sentencia.

Los cinco acusados han sido condenados a nueve años de cárcel por el delito de abuso sexual, absolviéndolos de un delito de agresión sexual, de robo con violencia o intimidación y de un delito contra la intimidad.

José Ángel Prenda, Ángel Boza, Antonio Guerrero, Alfonso Jesús Cabezuelo y Jesús Escudero, además, no podrán acercarse a la denunciante a menos de 500 metros ni comunicarse con ella durante quince años y deberán indemnizarla con 50.000 euros cada uno. Tras la pena de prisión, permanecerán cinco años bajo libertad vigilada.