El Supremo ha rebajado en cinco meses la condena a Iñaki Urdangarin por el caso Nóos, que se queda finalmente en 5 años y 10 meses de prisión. El tribunal ha hecho pública su decisión, unánime, tres meses después de la vista pública en la que las partes expusieron sus 'peros' a la sentencia de 2017.

El ingreso en la cárcel del cuñado del rey, de Diego Torres (su socio en la trama) y de Jaume Matas (expresidente de Baleares), los tres principales condenados, está ahora en manos de la Audiencia Provincial de Palma, que tiene competencia para ello por ser el tribunal sentenciador. Y podría quedar suspendido después por los eventuales recursos ante el Tribunal Constitucional, aunque no siempre sucede así. Urdangarin también puede pedir el indulto.

Estas son las penas adjudicadas tras los recursos:

Iñaki Urdangarin

Condena del Supremo. El Tribunal ha rebajado levemente la condena del marido de la infanta Cristina, hasta los 5 años y 10 meses de prisión, cinco meses menos que lo decretado por la Audiencia de Palma. Considera que la falsedad en documento público no ha quedado probada. Decreta 7 años y 6 meses de inhabilitación absoluta y deja la multa igual: 512.553 euros.

¿Qué pedía el fiscal? En el recurso presentado ante el Supremo, el Ministerio Público pidió para él un aumento de la pena de cárcel hasta los 10 años por ser, junto a su socio, "el motor" de los delitos de la trama y el "instigador de la corrupción". En el juicio, el fiscal Horrach llegó a solicitar 19 años de prisión, pero el tribunal absolvió finalmente al marido de la infanta de los delitos de blanqueo y estafa y de varios delitos de falsedad en documentos, tráfico de influencias, prevaricación, malversación y fraude.

Condena inicial. La Audiencia de Palma lo condenó a 6 años y 3 meses de prisión, 7 años y un mes de inhabilitación especial y una multa de 512.000 euros. Fue por los delitos de prevaricación (continuado) en concurso con falsedad en documento público y con malversación de caudales públicos (2 años y 8 meses de prisión en total); fraude a la Administración Pública (7 meses de prisión); tráfico de influencias (un año de prisión) y dos delitos contra la Hacienda Pública (otros 2 años).

Diego Torres

Condena del Supremo. El Tribunal también ha rebajado la condena a Torres, pero en este caso mucho más: se queda en 5 años y ocho meses, es decir, casi tres años menos. Decreta 4 años de inhabilitación absoluta y 5 de inhabilitación especial. Y rebaja la multa a 775.247 euros. A Torres también se le anula el delito de falsedad, así como los de blanqueo y tráfico de influencias.

¿Qué pedía el fiscal? En el recurso presentado ante el Supremo, el Ministerio Público pidió para él un aumento de la pena de cárcel hasta los 12 años y 4 meses. En el juicio, el fiscal Horrach llegó a solicitar 16,5 años de prisión, pero el tribunal absolvió finalmente al exsocio de Urdangarin de varios delitos de malversación, fraude, falsedad documental y estafa.

Condena inicial. La Audiencia de Palma lo condenó a 8 años y seis meses de prisión, 8 de inhabilitación especial y multa de 1,7 millones de euros. Fue por los delitos de prevaricación (continuado) en concurso con falsedad en documento público y malversación de caudales públicos (3 años de prisión); fraude a la Administración Pública (8 meses de prisión); tráfico de influencias (10 meses de prisión); un delito contra la Hacienda Pública (2 años de prisión) y blanqueo (2 años de prisión).

Jaume Matas

Condena del Supremo. El Tribunal deja la condena igual: 3 años y 8 meses de prisión, además de 7 años de inhabilitación.

¿Qué pedía el fiscal? En el recurso presentado ante el Supremo, el Ministerio Público pidió aumentar la pena de cárcel hasta los 4 años y 8 meses de cárcel para el expresidente de Baleares. En el juicio, el fiscal Horrach rebajó de 11 a 5 años su petición de cárcel porque Matas prestó "colaboración para el esclarecimiento de los hechos" y consignó 865.000 euros obtenidos por la venta de su palacete en Palma de Mallorca "a los efectos de reparar el daño".

Condena inicial. La Audiencia de Palma lo condenó a 3 años y 8 meses de prisión y 7 de inhabilitación. Fue por los delitos de prevaricación (continuado) en concurso con falsedad en documento público y malversación de caudales públicos (3 años de prisión) y fraude a la Administración Pública (8 meses de prisión).

Infanta Cristina

El tribunal mantiene su responsabilidad como partícipe a título lucrativo, al igual que la de Ana María Tejeiro, pero solo en el delito de malversación y fraude de sus cónyuges, no en los delitos fiscales. La Sala estima en parte el recurso de Tejeiro -la infanta no recurrió-, que argumentó que "no es posible la participación a título lucrativo en delitos de defraudación tributaria". El Tribunal dice que la participación a título lucretivo solo afecta en casos de "enriquecimiento" y aplica su decisión a la infanta "por extensión". Así, Cristina de Borbón tendrá que pagar 136.950 euros, y no 265.088 euros.

Resto de condenados

El Tribunal confirma las condenas -que no implican cárcel- para los acusados de la rama balear y ratifica también las absoluciones decretadas por la Audiencia de Palma, esto es, las de los acusados de las ramas valenciana y madrileña.