Tropas españolas en Turquía
Descarga de una Central de Información y Coordinación en la base aérea de Incirlik. MINISTERIO DE DEFENSA

España ha sido informada este sábado de la intervención militar de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra el régimen sirio y de su carácter "limitado", un ataque que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha justificado porque en ese país se están produciendo "crímenes contra la humanidad".

Según fuentes del Ministerio de Defensa, en esta operación han prestado apoyo logístico dos aviones de aprovisionamiento en vuelo de la fuerza aérea de EE UU, con base en Zaragoza. Además, un destructor de EE UU con base en Rota (Cádiz) ya había iniciado operaciones rutinarias en el Mediterráneo Oriental semanas antes del ataque con armas químicas.

Defensa ha explicado que este viernes por la noche, la ministra María Dolores Cospedal estuvo en contacto con su homóloga francesa mientras que el Pentágono iba informando al Jemad. Durante los últimos días, EE UU ha ido informando a España a través del Comité Conjunto Permanente Hispano Americano y del Comité Bilateral de Alto Nivel, según ha detallado el Ministerio.

Despliegue español en Turquía

En las diferentes ofensivas militares de la coalición internacional en Siria, España no está sobre el terreno, pero desde enero de 2015 mantiene en torno a un centenar de militares en la base turca de Incirlik, cerca de la ciudad de Adana.

La actuación española se enmarca dentro de la operación Active Fence de la OTAN, que protege a Turquía de posibles ataques con misiles balísticos procedentes de la vecina Siria.

Según Defensa, la Batería Patriot allí desplegada está integrada en el Centro de Operaciones de Defensa Antimisil Balístico (BMDOC) y está compuesta de seis lanzadores, un radar y una planta de energía que operan durante las 24 horas del día. Dicha misión es "puramente defensiva", explica Defensa en su web y, según la OTAN, prueba la solidaridad entre los aliados y es un ejemplo la defensa colectiva considerada "piedra angular" de la organización, agregan.

La participación de la Batería Patriot de España en esta base turca se ha extendido hasta diciembre de 2018.

El enclave estratégico de la base de Rota

Asimismo, la base de Rota (Cádiz) también ha servido en anteriores ocasiones para prestar apoyo logístico a este tipo de operaciones.

Sin ir más lejos, en el anterior ataque a Siria, llevado a cabo el 7 de abril del año pasado, dos destructores de la Armada estadounidense —el USS Porter y el USS Ross—, desplegados en la base naval de Rota, participaron en la ofensiva contra una base del régimen de Al Asad al oeste de ese país.

Entonces, el portavoz del Ejecutivo español, Méndez de Vigo, aseguraba que España se había enterado del bombardeo después de haberse producido, y que la comunicación previa del ataque la reciben solo aquellos países que actúan sobre el terreno, y "no es el caso de España".

Rajoy justifica el último ataque

Rajoy ha admitido que su Gobierno, "evidentemente", siempre prefiere "una acción concertada internacional", pero también considera que "los ataques contra la población indefensa, contra mujeres y niños, no pueden quedar sin respuesta". El presidente del Gobierno ha leído desde Zamora un comunicado sobre la ofensiva conjunta de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra posiciones de Bachar Al Asad como represalia por un presunto ataque químico del que culpan al Gobierno sirio.

En dicho comunicado, Rajoy ha justificado el ataque porque lo que ha ocurrido en Siria, ha dicho, "supera con mucho las constantes violaciones del alto el fuego". "La respuesta a estas atrocidades resulta legítima y proporcionada", ha insistido el presidente, quien ha explicado que el objetivo de la intervención ha sido el de "reducir la capacidad del régimen para perpetrar nuevos ataques contra su población".

Rajoy ha concluido esta declaración subrayando que España mantiene que "solo un proceso político de transición liderado por Naciones Unidas puede traer la paz a Siria y poner fin a tanto sufrimiento".

En los mismos términos se ha pronunciado en Twitter el ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis. En varios mensajes, Dastis ha señalado que "la acción llevada a cabo en Siria por Estados Unidos, Francia y Reino Unido es legítima, proporcionada, y limitada en su objetivo".

El ministro de Exteriores ha subrayado que "un ataque con armas químicas es un crimen contra la humanidad" y "nada puede justificar tal atrocidad". "No son aceptables las continuas violaciones del alto el fuego. Pero usar armas químicas es una cuestión de una gravedad extrema", ha dicho.

Por ello, el titular de Exteriores aboga en otro de los mensajes por la paz que, a su entender, "debe ser fruto de un proceso que debe ser encabezado por Naciones Unidas". "España apoya completamente esa vía como única forma de acabar con imágenes como la que hemos visto estos días de niños muriendo entre sufrimientos atroces", ha añadido.