Putin
El presidente ruso, Vladimir Putin, pronuncia un discurso durante una ceremonia celebrada en el Kremlin, Rusia. EFE

El ataque lanzado este sábado contra Siria por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia "no se quedará sin consecuencias", advirtió el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov.

"Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar. Habíamos advertido de que estas acciones no se quedarán sin consecuencias. Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París", dijo Antónov en una declaración oficial difundida por la Embajada.

El jefe de la legación diplomática rusa en Washington calificó de "inadmisibles" las palabras del presidente de EE UU, Donald Trump, sobre la responsabilidad del mandatario ruso, Vladimir Putin, en el supuesto ataque con armas químicas contra la ciudad siria de Duma.

"Los ataques al presidente son inaceptables e inadmisibles. Estados Unidos, un país que tiene el mayor arsenal de armas químicas en el mundo, no tiene derecho moral de culpar a otros países", subrayó Antónov.

También Putin ha tachado de "agresión contra un Estado soberano" el ataque de Estados Unidos y sus aliados contra Siria, y ha acusado a Washington de ayudar con su acción a los terroristas que actúan en el país árabe. "Con sus acciones, EE UU empeoran aún más la catástrofe humanitaria en Siria, llevan el sufrimiento a la población civil, y de hecho, toleran a los terroristas que torturan desde hace siete años al pueblo sirio", ha dicho Putin, en un comunicado difundido por el Kremlin.

En su comparecencia desde la Casa Blanca para anunciar la ofensiva contra el régimen de Bachar al Asad, Trump recordó que "en 2013 el presidente Putin y su Gobierno prometieron a todo el mundo ser garantes en la destrucción de las armas químicas de Siria". "El reciente ataque de Asad (contra Duma) y la respuesta de hoy es el resultado directo de la incapacidad de Rusia de cumplir sus promesas", dijo Trump.

Ataque en Siria

Estados Unidos y sus aliados lanzaron este sábado de madrugada tres ataques contra instalaciones utilizadas, según el Pentágono, para la producción y almacenaje de armas químicas.

Los ataque se dirigieron contra un centro de investigación científica cerca de Damasco, dos almacenes con armas químicas en la provincia de Homs, y un centro de mando ubicado también en esa provincia siria.

Queja de Rusia ante la ONU

Posteriormente a esta ofensiva, Rusia ha acusado en la ONU a Estados Unidos y sus países aliados de "pisotear" el derecho internacional y ha calificado como "vergonzosas" las excusas legales utilizadas. "Ustedes están pisoteando la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional", ha afirmado el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, al dirigirse a los representantes de otras naciones involucradas en el ataque durante una reunión del Consejo de Seguridad.

"Es vergonzoso que para ejecutar una agresión (a otro país) se invoque un artículo de la Constitución de Estados Unidos", ha agregado el diplomático ruso. Nebenzia aludía a declaraciones del secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, quien poco después el ataque utilizó como base legal la necesidad de proteger los intereses de Estados Unidos y cumplir con el artículo 2 de su Constitución.

"Es hora de que entiendan que el código internacional que regula el empleo de la fuerza está definido por la Carta de Naciones Unidas", ha insistido el embajador ruso.

En su intervención, el diplomático leyó un comunicado del presidente Vladimir Putin en el que se condena de forma enérgica la "agresión contra un estado soberano" que está a la cabeza entre las naciones que luchan contra el terrorismo. "La escalada de la situación en Rusia representa un riesgo para la estructura de las relaciones internacionales", agregó Nebenzia.

Por este motivo, el Gobierno ruso tiene previsto plantear ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una propuesta de resolución para condenar los ataques efectuados por Estados Unidos, Reino Unido y Francia (todos ellos miembros con derecho a veto) en Siria.

Concretamente, esta propuesta pediría "la condena de la agresión contra Siria por Estados Unidos y sus aliados en violación de la carta magna de la ONU". "Este acto que persigue sembrar miedo se realizó bajo un pretexto totalmente infundado del presunto uso de armas químicas en la ciudad siria de Duma, en las afueras de Damasco, el pasado 7 de abril", ha hecho saber el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado.

Según Moscú, "existen todas las razones posibles para suponer que el ataque contra Siria tenía como objetivo obstaculizar el trabajo de los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas" en Duma, donde hace una semana "fue organizado un montaje cínico y premeditado".