Hospital Comarcal de Melilla
El Hospital Comarcal de Melilla. ARCHIVO

Una familia ha presentado una denuncia contra el Hospital Comarcal de Melilla, tras la muerte de una mujer a la que practicaron una cesárea durante el parto y en la que su bebé resultó herido por un corte en la cara con un bisturí.

Según publicó este martes el periódico El Faro de Melilla, los hechos ocurrieron el pasado sábado por la tarde, aunque la muerte de la mujer fue a las 7.30 horas del día siguiente.

La familia acudió este lunes al juzgado de guardia para presentar una denuncia ante el juzgado de guardia de Melilla por ese caso, en el que considera que hubo un homicidio por imprudencia y mala praxis, y ha solicitado que se realice una autopsia independiente para conocer los motivos de la muerte de la mujer, que alumbraba a su segundo hijo y tenía 35 años.

El bebé, según el diario, permanece ingresado en el centro hospitalario, donde especialistas han comprobado su estado de salud y que el corte en la cara producido con un bisturí, bajo el ojo izquierdo, no le ha producido otros daños.

Investigación

La Dirección Territorial del Instituto de Gestión Sanitaria en Melilla (Ingesa), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha abierto una investigación por el fallecimiento de la mujer.

Fuentes del organismo sanitario explicaron que la investigación se realiza cada vez que hay un fallecimiento de este tipo, como ocurrió a mediados de mayo de 2017, cuando otra mujer de 34 años de edad y su bebé de seis meses y medio (24/25 semanas) fallecieran horas después de que fuera dada de alta, también en el Hospital Comarcal.

La Dirección del Ingesa lamentó profundamente la muerte de la parturienta, pero ha evitado dar detalles del caso al estar en manos de la justicia, después de que el marido de la fallecida haya decidido recurrir a los tribunales para denunciar la muerte al entender que se ha podido producir una negligencia.

Consulta aquí más noticias de Melilla.