Abogado Anna Gabriel
Benet Salellas, abogado de Anna Gabriel y exdiputado de la CUP. EFE

El abogado en España de Anna Gabriel y también exdiputado de la CUP, Benet Salellas, ha afirmado este martes que la la dirigente anticapitalista "no ha huido, ha buscado refugio como tantas otras personas en el planeta debido a una persecución política", en su caso en lo que ha definido como "causa general contra Cataluña".

Así se ha expresado en una rueda de prensa en el centro cívico Casa Golferichs de Barcelona a la que ha asistido la plana mayor de la CUP, incluidos los cuatros actuales diputados de los anticapitalistas, así como los exdiputados David Fernàndez o Mireia Boya —que acudió a declarar ante el Trbunal Supremo la semana pasada—, y la mayor parte de los miembros del secretariado nacional de la formación independentista.

La exdiputada de la CUP, que está en Ginebra (Suiza), ha presentado este martes un escrito en el Tribunal Supremo en el que anuncia que permanecerá en Suiza y no acudirá el miércoles a declarar como investigada por rebelión, al entender que en la causa abierta por el proceso independentista "no existe derecho a un juicio justo".

Por su parte, Salellas ha reiterado que Gabriel "no tiene garantizado el derecho a un juicio justo en esta causa general contra Cataluña", y ha indicado que tanto a ella como al resto de independentistas investigados se les juzga por "acciones de naturaleza política". "No hay una pequeña disfunción: hay un grave socavón en el que el Poder Judicial ha decidido atacar al autogobierno y al Parlamento de Cataluña", ha aseverado.

Salellas ha asegurado que se trata de "un procedimiento judicial que investiga ideas en vez de hechos, hecho que es propio de un Estado antidemocrático y autoritario". "Se nos acusa de delitos muy graves, que tienen las penas más grandes del Código Penal. Si pudieran imputarnos cadena perpetua, nos la imputarían", ha afirmado el abogado.

Salellas ha explicado que la decisión de que Gabriel permanezca en Ginebra y no acuda a declarar mañana ante el Tribunal Supremo ha sido tomada "colectivamente" por la CUP y que "la materialización del exilio es un paso hacia adelante en el proyecto de internacionalizar" la causa independentista.

Así, los anticapitalistas buscan "dificultar este proceso judicial antidemocrático" y "promover la entrada de actores internacionales" en el debate sobre la independencia catalana. "Nos parece importante generar un foco de presión en Ginebra, donde pensamos que Anna podrá realizar funciones de interlocución y debate", ha dicho.

Ha explicado, como ya hiciera la misma Gabriel esta mañana, que la exdiputada pedirá asilo político en caso de que la justicia española pida su extradición, hecho que, a su juicio, provocaría "la vergüenza" del Estado. Preguntado sobre cómo costeará su estancia en Suiza, Salellas ha dicho que a Gabriel se le va a dar "una solución compartida y colectiva".