Belén Rueda, en una imagen de 'El orfanato'.
Belén Rueda, en una imagen de 'El orfanato'. FILMAX

¿Cuántas veces habremos oído esa frase? 2007 fue el año en el que la afirmación se hizo realidad con dos películas nacionales, El orfanato y [REC], demostrando que el terror 'Made in Spain' puede atraer espectadores y el aplauso de la crítica.

'El orfanato' ha sido, sorprendentemente, la película más taquillera del año
El Orfanato
fue la primera en llegar a los cines españoles. La ópera prima de Juan Antonio Bayona ya gustó en los Festivales de Cannes y Sitges, pero su carrera comercial sorprendió a todos: a final de año se ha convertido en la película más taquillera de la temporada, superando incluso a una superproducción estadounidense como Piratas del Caribe 3 sumando casi 24 millones de euros.

¿Qué ha llevado a El orfanato a este éxito? Muchos lo explican con el espectacular trabajo de Belén Rueda en el personaje de Laura, una mujer que regresa al lugar donde creció con la idea de abrir una residencia para niños descapacitados. Los sucesos extraños que encuentra allí, junto a sus propios recuerdos, terminan creando un clima de pesadilla.

El orfanato no sólo gustó en nuestras fronteras: tendrá su versión estadounidense. Además, será la película española representante en los Oscar, donde espera conseguir una candidatura e, incluso, el nombramiento de Belén Rueda como aspirante en la categoría de mejor actriz. También ha sido estrenada en ese país de la mano de su productor, Guillermo del Toro, un hombre que sabe las claves para triunfar en un mercado muy exigente como demostrara con sus producciones estadounidenses y, más recientemente, con El laberinto del fauno.

La penúltima alegría para el equipo de El orfanato, a falta de ver su trayectoria fuera de nuestras fronteras, fue la lista de candidaturas a los premios Goya. Junto a Las 13 rosas , de Emilio Martínez-Lazaro , El orfanato será la que más estatuillas puede conseguir, aspirando a catorce. Un colofón espectacular para una película que pudo no realizarse, tras estar varios años buscando productor para su guión, y que debe mucho a los éxitos recientes de gente como Amenábar.

Manuela Velasco, en [REC]Otro estilo de cine, aunque también aspirante a asustar al espectador, es el de [REC], la película codirigida por Jaume Balagueró y Paco Plaza. Los dos directores, ya veteranos en estas lides pese a su juventud, apostaron por la cámara en mano, por el estilo televisivo, por un falso reportaje en un clima irrealmente terrorífico. No ha gustado a muchos, pero la mayoría de los espectadores reconocieron sus enormes méritos, y la taquilla también ha sido agradecida con la película.

Como El orfanato, [REC] también tendrá su versión estadounidense, en un mercado que sabe del tirón de estas propuestas inauguradas, hace ya una década, por el Proyecto de la Bruja de Blair. Como aquella, [REC] busca la simplicidad de guión en aras de una fingida vulgaridad estilística, porque es una película tremendamente bien trajada y con un sentido estético excepcional. El trabajo de su actriz protagonista, Manuela Velasco, es de nuevo destacable, en un 'tour de force' tanto físico como sentimental que sostiene toda una película.

Aunque estrenada en noviembre, las recaudaciones de [REC] están siendo más que correctas, el tirón comercial aguanta y el balance será bueno, lo que unido al éxito de El orfanato demuestra que el género, no demasiado frecuentado por el cine patrio, es un campo propicio para atraer al espectador, por lo que se esperan nuevas propuestas para los próximos meses.