De Guindos
De Guindos, durante su comparecencia en la Comisión parlamentaria que analiza la crisis financiera y el rescate bancario. EFE/ Emilio Naranjo

Ni una mención a su paso por la quebrada Lehman Brothers (su bancarrota desencadenó la crisis financiera mundial) ni a su cargo como Secretario de Economía (a las órdenes del entonces ministro Rodrigo Rato) en los años primigenios en los que se empezaba a hinchar la burbuja constructora.

La comparecencia del ministro Luis De Guindos en la comisión que investiga en el Congreso la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas —la última de un titular económico tras sus predecesores Salgado, Solbes y Rato— ha sido, por un lado, un resumen de acusaciones al Gobierno de Zapatero por los "parches insuficientes" tomados pese a las "señales alarmantes" que mostraba la economía antes de la crisis, una defensa del rescate bancario porque sin él se habría conducido a España al "rescate total"... y un rechazo a todas las acusaciones de Rato.

"Rato me informó de su intención de dimitir"

El exvicepresidente del Gobierno afirmó en la Comisión que investiga la crisis de las cajas que Guindos había "exigido su dimisión". El ministro tiene una versión opuesta. Según él, el 7 de mayo de 2012 [el día después de la segunda reunión con Botín, González y Fainé] le informa de su intención de dimitir y lo refrenda en un comunicado a la CNMV en el que dice que "pasa el testigo a otro gestor por estimar que era lo mas conveniente".

Le dije, mire, usted dimite inmediatamente porque ya se lo ha comunicado a la CNMV"Yo no le pido que dimita. Dimite él porque veía todo lo que se venía encima, porque había presentado unas cuentas sin auditoria, un hecho inaudito y porque sabía perfectamente que se iba a recomendar la conversión de preferentes en capital lo que llevaría a la nacionalizacion. Y cuando nacionalizas, lo primero que tienes que hacer es cambiar el equipo gestor", recuerda el ministro.

Rato, según De Guindos, se echa atrás apenas un día después. "Me comunica un lunes que iba a dimitir. Y al día siguiente me llama y me dice que lo ha pensado bien y que va a continuar de presidente hasta la siguiente Junta. Ahí sí que le dije, mire, usted dimite inmediatamente porque ya se lo ha comunicado a la CNMV. Convoque el consejo y dimita. El expresidente de Bankia confunde ese petición inicial de dimisión que no existió.. . con esta segunda que sí existió. Se convocó el consejo. Dimitió. Y se nombró a Goirigiolzarri".

Niega haber obrado de espaldas al Banco de España

Rato acusó también a Guindos de haber actuado a espaldas del regulador bancario en la decisión de rescatar Bankia y de haber querido beneficiar al Santander, BBVA y Caixabank, con quienes organizó dos reuniones para que valorasen la crisis de la entidad antes de nacionalizarla.

"El supervisor emitió un comunicado señalando que el relevo iba orientado en la dirección que ellos habían indicado de profesionalizar la dirección del grupo", ha expresado. "Ahora Bankia es el banco más solvente de España, con los mayores ratios de capital", dice De Guindos, que lamenta que "las cajas llevaban años gestionadas por cúpulas politizadas y no profesionales".

También acusó Rato al ministro de empeorar la situación del sector al admitir en público que se necesitaban 50.000 millones para sanearlo. "Numerosos informes estimaban la necesidad de 45.000 a 180.000 millones", dice Guindos, que justifica haber hecho pública la cantidad en que era "lo que había calculado" el Banco de España.

Defiende que Goirigolzarri no decretó al cuantía del rescate

Al actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, le ha echado un capote Guindos después de que Rato hubiese sugerido que la cantidad de 19.000 millones destinada al rescate de la entidad la hubiera decidido Goirigolzarri. "La cifra fue la determinada en el programa de asistencia financiera [de la UE]", ha dicho el ministro.  Al final fueron 18.000 millones de los 41.300 solicitados para el rescate de la banca española.

Todos los organismos  ponían a Bankia en el centro de los problemas del sector financiero

Guindos también critica la decisión de Bankia de salir a Bolsa, un hecho que ha acabado con el procesamiento de Rato por falsedad contable. "El Supremo vio graves inexactitudes con pérdidas millonarias no confesadas", recuerda el ministro sobre una venta de acciones que acabó con la devolución del dinero a los minoristas.

No ha dejado Guindos pasar la oportunidad de lanzar tres indirectas a la gestión de Rato: una, que "todos los organismos la ponían en el centro de los problemas del sector"; dos, que la fusión de las seis entidades en Bankia formó "la entidad con mayor exposición" al ladrillo; y tres, que en la primavera de 2012 —meses antes de la intervención—  el Banco de España ya expresaba "dudas" sobre las cuentas.

Y dos críticas más: primero, le parece un "hecho inaudito" que Bankia no hubiera acompañado el estado de sus cuentas de ese año con un informe de auditoría"; y segundo, que bajo su presidencia la CNMV le impuso una sanción por "manipulación de mercado" en relación a la adquisición excesiva de acciones propias para autocartera.

El rescate sirvió "para no salir del euro"

El ministro recuerda que Bankia tenía la opción de alcanzar el capital mínimo del 8% exigido por la ley a través de inversores privados, acudiendo al Frob o saliendo a Bolsa. "Optaron por esto último para captar 1.800 millones, en vez de los 5.000 que habría necesitado de no haber salido a Bolsa".

"La alternativa al rescate financiero habría sido el concurso de acreedores de todas las entidades fallidas y habría generado una incertidumbre que habría arrastrado a todo el sector", ha expresado el ministro. "El rescate sirvió para evitar la salida de España del euro y para que los depositantes no tuvieran que asumir pérdidas como consecuencia de una mala gestión por los gestores de las entidades".

La oposición no ha comprado la versión del ministro. El portavoz socialista Pedro Saura le acusado de haber sido "el problema, no la solución" de la crisis financiera. Y Rafael Mayoral, de Unidos Podemos, le ha recordado su paso por compañías como Lehman Brothers o PwC tras abandonar el Gobierno en 2004. "¿Qué es usted: un político, un financiero o un representante de los especuladores en el Gobierno?", la ha preguntado.