Sede del FMI
Agentes de policía montan guardia en los alrededores de la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) en París (Francia). EFE/Ian Langsdon

Los policías y agentes de seguridad de los transportes públicos de París fueron autorizados este miércoles a realizar controles de identidad y registros de bolsos y equipajes, tras el atentado del lunes en el metro de la ciudad rusa de San Petersburgo.

La directiva extraordinaria del prefecto de policía de París, Michel Cadot, en vigor entre las 07.00 y las 22.00 hora local (05.00-20.00 GMT) y que probablemente se extenderá a este jueves, puede prolongarse a continuación día a día, indicaron a Efe fuentes de su gabinete.

Policías, gendarmes o agentes de seguridad de la sociedad de transportes metropolitanos RATP y de la compañía ferroviaria SNCF podrán exigir a los viajeros que se identifiquen mediante un documento, pero también que abran bolsos o maletas sin dar justificaciones específicas para ello.

No responde a una amenaza

Las fuentes puntualizaron que la decisión, que se enmarca en el dispositivo del estado de emergencia que se mantiene en Francia desde los atentados yihadistas en París del 13 de noviembre de 2015, no responde a que haya una amenaza particular en la capital francesa.

No obstante, horas después del ataque con bomba en el metro de San Petersburgo, que según las últimas cifras causó la muerte a 14 personas, el Gobierno francés decidió desplegar a 140 gendarmes como refuerzo para patrullar en los transportes públicos de París.