José Luis Rodríguez Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE)

Tras conocerse el veredicto del más importante juicio sobre un acto terrorista en España, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero valora en las páginas del diario Público el fallo, que refleja "lo que sucedió, es la verdad material y es contundente".

Una sentencia que lejos de cerrar el debate político, y social, ha provocado enfrentamientos dialécticos entre PP y PSOE en relación con la ausencia de un autor intelectual en el fallo. Para Zapatero, el veredicto es claro: "la sentencia afirma que los autores son asesinos pertenecientes a redes islamistas radicales de la yihad."

Por ello, en alusión a la teoría de la conspiración defendida por algunos sectores políticos y mediáticos, considera que la sentencia es "demoledora para quienes han mantenido la tesis de los agujeros negros o de las fabulaciones".

En este sentido, el presidente del Gobierno critica la actitud del PP a quienes reprocha no haber apoyado el trabajo del juez instructor y de la Policía y la Guardia Civil. "Deseo que la sentencia sirva de lección para todos y que pasemos página, que aprendamos la lección", concluye.

Deseo que la sentencia sirva de lección para todos y que pasemos página"

"Los españoles han demostrado durante más de 30 años que ni ceden ni cambian ante las bombas", afirma el presidente en relación con la brecha social y política que abrió el 11- M. "Cuando uno pierde las elecciones tiene que tener la valentía democrática para considerarse responsable", afirma.

Para el presidente la intervención en Irak "no es la causa del atentado" aunque sí "elevó el riesgo", afirma como respuesta a la petición de Eduardo Zaplana para que diga que "no fue Irak".

Con respecto a la reacción mediática frente al atentado, Zapatero ha emitido un mensaje: "debo hacer un llamamiento a la Conferencia Episcopal para que desde su emisora contribuya a la convivencia y a la verdad".

Obras del AVE

Con respecto a los últimos incidentes ocurridos en las obras del AVE en Barcelona , Zapatero cree que han cometido "un grave error que obligó a cortar dos líneas de Cercanías". Así, el presidente no ha destituído a Magdalena Álvarez porque "lo que corresponde a la ministra es concentrarse y resolver la situación."

"Cascos echó la culpa a otros y nunca reconoció los problemas y ahora el presidente del Gobierno en primera persona ha reconocido los errores y los fallos y ha pedido excusas a los ciudadanos" afirma al comparar la situación con la vivida en 2003, cuando solicitó la dimisión del entonces ministro de Fomento del PP por accidentes en las obras del AVE.

Cascos echó la culpa a otros y nunca reconoció los problemas"

"El AVE llegará a Barcelona en un tiempo razonable", confirma el presidente aunque asegura que "lo último que me importa es inaugurar nada(...) nunca pondremos en marcha la alta velocidad si no está perfecta."

Ceuta y Melilla

"Los reyes hace tiempo que que tenían un interés por estar en Ceuta y Melilla" y los ciudadanos de estas ciudades "tenían unas enormes ganas de trasladar su afecto a los reyes", cuenta el presidente para justificar la inminente visita de los reyes de España a las dos ciudades, que ha levantado ampollas en Rabat .

A este respecto, asegura que "las relaciones con Marruecos son muy buenas y van a seguir siendo muy buenas".

Por último, Zapatero envía un mensaje de esperanza a los españoles retenidos en Chad : " Hay que tener paciencia, estamos haciendo todos los esfuerzos para que vengan a España y tengan todas las garantías si alguno es acusado de algo".