Ocho personas han sido detenidas en el registro de varias direcciones en Londres, Birmingham y otros lugares del país no especificados con relación al atentando terrorista en Westminster, informó este jueves la Policía Metropolitana de Londres (Met). Todos son sospechosos de estar "preparando ataques terroristas".

Según ha especificado la Policía, una mujer de 39 años ha sido detenida en el este de Londres, mientras que en Birminghan han sido detenidas durante la noche otras seis personas, una mujer de 21 años y un hombre de 23 han sido arrestados en una vivienda, y otra mujer de 26 y tres hombres de 26, 27 y 28 años han sido detenidos en otra.

Posteriormente, se ha procedido al arresto este jueves por la mañana de un hombre de 58 años en otro domicilio de Birmingham, también por la sospecha de que estaba preparando atentados, según informa la BBC.

Por otra parte, los agentes siguen registrando varias direcciones en relación con la investigación abierta a raíz del ataque registrado en las proximidades del Parlamento británico este miércoles y en el que perdieron la vida tres personas.

Dichos registros están teniendo lugar en Carmarthenshire, en tres viviendas en Birmingham y en otra en el este de Londres. Además, ya han concluido otros registros en este últio punto así como en Brighton.

En una comparecencia ante los medios frente a la sede de Scotland Yard, el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía de Londres, Mark Rowley, señaló también que hasta la fecha no se han detectado evidencias que apunten a "nuevas amenazas terroristas". Y ha pedido a los medios de comunicación que no hagan pública la identidad del sospechoso del ataque.

La policía británica registró, entre otras localizaciones, un domicilio de la ciudad inglesa de Birmingham, bastión islamista británico, donde supuestamente vivía el autor del ataque terrorista perpetrado este miércoles en Westminster.

Los medios han indicado que existen pruebas de que el vehículo que se utilizó en el ataque había sido alquilado en Birmingham, si bien no se ha confirmado todavía este extremo. Las investigaciones se centran ahora en las motivaciones, la preparación y si el atacante contó con cómplices.