Catalá niega presiones a Madrigal y el PSOE pide explicaciones al fiscal general, José Manuel Maza

Rafael Catalá, ministro de Justicia, y José Manuel Maza, fiscal general del Estado.
Rafael Catalá, ministro de Justicia, y José Manuel Maza, fiscal general del Estado.
EUROPA PRESS

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha negado que el Gobierno y su Ministerio hubieran presionado en el relevo de Consuelo Madrigal como fiscal general del Estado y ha rechazado que se hayan producido injerencias en la autonomía de la Fiscalía.

Sobre ello ha asegurado que el nombramiento de José Manuel Maza y los cambios propuestos la semana pasada por este cumplen el procedimiento establecido y respetan la autonomía de la institución.

El ministro ha respondido de esta forma a las preguntas de los periodistas sobre la información que publica este lunes el diario El Mundo, que asegura que Madrigal no siguió como fiscal general por "rechazar las presiones" del ministro y del Gobierno.

Catalá ha explicado que el Gobierno propuso el nombramiento de José Manuel Maza "partiendo de una valoración muy positiva de la labor de Consuelo Madrigal durante los dos años al frente de la Fiscalía General del Estado".

Ha añadido que fueron criterios técnicos los que llevaron a optar por Maza en "una nueva etapa, con un proyecto de reforma muy importante de la ley de Enjuiciamiento Criminal" y también el cambio del papel del fiscal como director de la investigación del proceso penal: "En aquel momento nos pareció que Maza, magistrado del Supremo, era un perfil más adecuado, ese fue el análisis", ha dicho.

El ministro ha rechazado que se hiciera imposición alguna para los nombramientos que se hacen en la Fiscalía, que son "a propuesta del fiscal general del Estado, oído el Consejo Fiscal, y con un procedimiento absolutamente transparente", ha recordado.

Además, ha asegurado que "no es cierto" que la salida de Madrigal tuviera que ver con su negativa a apartar de la Fiscalía de la Audiencia Nacional a Javier Zaragoza: "Es desconocer el funcionamiento de la Fiscalía e incluso una falta de respeto a la institución pensar que es el Ministerio de Justicia o el Gobierno el que le dice al fiscal general del Estado lo que tiene que hacer", ha precisado.

Por último, y sobre el comunicado del viernes del Consejo Fiscal en el que se considera "inadmisible" cualquier injerencia a la actuación de los fiscales, Catalá ha explicado que "yo he leído el comunicado y no he visto la palabra injerencia, y menos referida a mí", cuando el comunicado sí incluye dicha palabra.

El PSOE pedirá explicaciones

Por su parte, el portavoz de Justicia en el Congreso, Juan Carlos Campo, ha asegurado al diario El Mundo que los cambios propuestos por el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, están bajo "una sospecha generalizada" al poner de manifiesto que las posibles injerencias del Gobierno en el Ministerio Fiscal "no son hechos aislados".

Campo preguntará este miércoles por estas supuestas presiones al fiscal general en la comparecencia que José Manuel Maza dará ante la Comisión de Justicia y que los socialistas solicitaron la semana pasada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento