> Muere Pablo Raéz, el joven que movilizó las redes en su lucha contra la leucemia

Muere Pablo Raéz, el joven que movilizó las redes en su lucha contra la leucemia

El joven malagueño Pablo Ráez, que convirtió en un fenómeno viral su lucha contra la leucemia, posa frente al Hospital Carlos Haya de Málaga tras recibir el alta después de estar 38 días ingresado.
El joven malagueño Pablo Ráez, que convirtió en un fenómeno viral su lucha contra la leucemia, posa frente al Hospital Carlos Haya de Málaga tras recibir el alta después de estar 38 días ingresado.
Jorge Zapata / EFE
Pablo Ráez, el joven de 20 años enfermo de leucemia que luchó desde las redes sociales para animar a que se donara médula, ha fallecido en su casa de Málaga. El pasado verano consiguió que en la provincia de Málaga aumentaran más de un mil por ciento los donantes de médula. Marbella ha decretado tres días de luto por su fallecimiento.

El joven marbellí Pablo Ráez ha fallecido este sábado a los 20 años rodeado de su familia, según han confirmado su padre, Francisco Ráez, quien ha indicado a Europa Press que "su estado ha ido deteriorándose, tenía una infección muy grande y no ha podido más". "Ha sido lo que tenía que ser, su situación era muy complicada. Su cuerpo ya no ha podido soportarlo", aseguró su padre a Diario Sur. La familia ya se ha traslado al cementerio El Carmen en Marbella y el funeral será este domingo a las 17.00, en la Iglesia de La Encarnación, ha explicado el progenitor, que ha insistido en dar las gracias por todas las muestras de cariño. El Ayuntamiento de Marbella ha decretado dos días de luto —domingo y lunes— por su fallecimiento.

Pablo Ráez se dio a conocer en las redes sociales a raíz de una carta en la que promovía la donación de médula. Su carta 'Siempre fuerte. Siempre', publicada en agosto del año pasado en Facebook e Instagram, ayudó a concienciar sobre la importancia de la donación de médula ósea e incluso le ayudó a encontrar un donante. Gracias a esa campaña de apoyo y concienciación los nuevos inscritos como donantes de médula ósea durante agosto en la provincia de Málaga aumentaron más de un 1.000% con respecto al mes anterior, pasando de las 91 personas que acudieron a los centros a inscribirse en el registro en julio a los 1.002 nuevos inscritos en agosto.

El joven deportista fue diagnosticado de leucemia cuando tenía 18 años. Tras someterse a varias sesiones de quimioterapia, le trasplantaron la médula de su padre y, gracias a esta intervención, se recuperó. Sin embargo, la enfermedad reapareció y tuvo que ingresar en el hospital en julio del año pasado. 63 días después regresó a su casa. Desde entonces, Pablo compartió en las redes sociales todos los instantes y las fases por las que ha ido pasando en su lucha contra la enfermedad. "Tengo un donante", anunciaba en un mensaje publicado en Facebook el pasado mes de octubre. Pese a lo positivo de aquella noticia, el joven compartía su temor por todos los "medicamentos" y "quimios" que le esperaban.

"Cuando digo que no temo a la muerte es cierto, pero sí le temo al sufrimiento que no depende de mí. Será lo que tenga que ser. Solo queda luchar, solo queda estar siempre fuerte, solo queda sacar la espada y luchar hasta el final, luchar hasta que tu cuerpo no pueda más", escribió Pablo en octubre. Días antes le propuso matrimonio a su novia. Tras someterse a un segundo trasplante de médula y pasar 38 días ingresado en el Hospital Universitario de Málaga, Pablo recibió el alta en diciembre. Entonces, aseguró que el tratamiento "no va tan bien como debería", pero se mantenía "paciente y cauto".

El pasado 25 de enero, Ráez publicó en Facebook e Instagram: "He estado más ausente estos días, ya que estoy centrado en mí la poca energía que tengo para superar esta etapa, que está resultando difícil, pero no imposible". También relataba el tratamiento al que le estaban sometiendo y reconocía que era un momento duro: "Dan ganas de tirar la toalla, de dejar de sufrir".

Estas declaraciones las hacía tras sufrir "un rechazo de la médula que se llama enfermedad de injerto contra huésped" tras su infusión de células madre para tratar su dolencia.

Su última entrevista en los medios de comunicación tuvo lugar el pasado 10 de febrero, hace apenas dos semanas, en el digital El Confidencial. "Sigo con quimio, pero la cosa no pinta bien. Si sigo así, tendrán que hacerme un nuevo trasplante. Estoy centrado en la poca energía que tengo para superar esta etapa que está resultando difícil. Hay días como hoy que quiero tirar la toalla. Ni yo mismo sé cómo estoy. Atravieso una fase que requiere de espera", aseguró.

Las condolencias por la muerte del joven marbellí han sido constantes en las redes sociales. Organismos como la Guardia Civil se han hecho eco de su fallecimiento en Twitter y han instado a seguir con el mensaje en apoyo a la donación de médula.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento