Confirman la indemnización a una mujer inseminada en una clínica con semen de un extraño

Imagen de un proceso de fecundación in vitro, habitual en un tratamiento de fertilidad.
Imagen de un proceso de fecundación in vitro, habitual en un tratamiento de fertilidad.
SUKHAREVSKYY DMYTRO

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia dictada por la Audiencia de Las Palmas por la que se condena a indemnizar con 315.000 euros al Instituto Canario de Infertilidad por inseminar a una mujer con un semen que no era el de su marido.

La pareja dio a luz a gemelos mediante fecundación in vitro, una niña y un niño que actualmente tienen 13 años y que fueron concebidos en 2007, según publica ABC y ha contado la Ser Canarias.

No es la primera vez que una clínica de fertilidad comete un "error colosal", como lo define el fallo del Alto Tribunal. En Holanda, recientemente, un centro de fertilidad admitió haber inseminado a 26 mujeres con un esperma erróneo.

El problema surge cuando los padres de los gemelos deciden divorciarse en 2009, dos años después de que los niños nacieran. El padre, que siempre sospechó que los niños no eran suyos al no coincidir el RH, rechazó la demanda de manutención interpuesta por la madre y solicitó unas pruebas de ADN que confirmaron que los gemelos no eran hijos suyos.

Para no tener que pasar la pensión, el hombre llegó a argumentar en el proceso que su mujer había mantenido relaciones extramatrimoniales, algo que la sala rechazó desde el primer momento.

Tumbada la hipótesis de la infidelidad, las investigaciones y pesquisas llevaron hasta la clínica, donde la pareja se había sometido voluntariamente a la técnica de fecundación. Todo porque el marido, padre de tres hijos de una relación anterior, se había sometido a una vasectomía que le impedía volver a ser padre con su pareja.

En algún momento, la cadena de custodia se rompió y la mujer, que tenía entonces 31 años y ya era madre de una niña (también de una relación anterior) fue inseminada con un esperma que no procedía de su pareja sino de un "donante anónimo", por lo que los gemelos no podrán seguir la pista a su padre biológico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento