En su turno de réplica, el líder de la coalición Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido en que se está viviendo un momento histórico con la entrega del gobierno del PSOE al PP y ha criticado en varias ocasiones al grupo socialista y a su portavoz, Antonio Hernando, durante la segunda sesión de investidura de Mariano Rajoy, presidente en funciones y líder del PP.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor ha tenido que intervenir cuando Iglesias ha dicho que dentro de la cámara "hay más delincuentes que fuera", por lo que ha tenido que recordarle que debe respetar el honor de las diputadas y diputados. A esto, Iglesias ha respondido que se debe "al honor de su patria" y no al de los representantes de la cámara.

En cuanto al PSOE, el líder de la formación morada ha afirmado que habría "un gobierno de alternativa", pero el partido socialista "está más cerca del PP" que de Podemos y que eso "les avergüenza" y ha criticado en varias ocasiones a los socialistas y a su portavoz, Antonio Hernando, y ha afirmado que Unidos Podemos "asume ser la oposición de verdad porque es difícil decir que un partido es oposición después de entregar el gobierno al PP".

Iglesias ha destacado que se trata de que esta investidura es un "trámite"  Sobre la intervención del portavoz del PSOE durante la sesión, ha criticado que su partido sea de "Marx, Groucho Marx, que dijo: 'Si mis principios no le gustan, tengo otros'". A Hernando le ha dicho, sobre las cosas "difíciles" que han tenido que realizar los socialistas a lo largo de su historia, que "solo le ha faltado decir, señor Hernando, que fue muy duro descabalgar a Pedro Sánchez y seguir de portavoz, pero que el tiempo le dará la razón".

Iglesias ha destacado que se trata de que esta investidura es un "trámite" y que señala "un antes y un después en la política" española y que "el tiempo pondrá a cada uno en su lugar".

Por su parte, en su turno de réplica, Mariano Rajoy ha negado que se trate de un trámite y que "este gobierno precisará de entendimientos, algo que será difícil, pero una oportunidad". Ha reiterado en varias ocasiones que este jueves es un día "histórico" porque el PSOE "rompe el reparto simbólico de dos partidos que representaban culturalmente dos mundos, algo que justificaba la política" española.

El candidato a la investidura ha instado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, a que "interiorice" la victoria electoral del PP y asuma que fueron los 'populares' y no la formación morada los que ganaron los dos últimos comicios y tienen por tanto ahora la "razonable" oportunidad de formar gobierno.

Rajoy ha recurrido a la ironía y ha sugerido que, ante las convocatorias de manifestaciones que apoya Podemos, que "alguien puede pensar" que Iglesias "no está haciendo bien su trabajo" porque "la gente se ve obligada a salir a las calles".

Rajoy ha afirmado que no tiene miedo a las manifestaciones "ni a las huelgas laborales", aunque ha insistido en que no es la mejor vía para resolver los problemas.

Ya en la contrarréplica, Pablo Iglesias ha señalado que la triple alianza PP-PSOE-C's, con 15 millones de personas detrás, se ha dejado fuera a "las naciones sin Estado de España, los menores de 45 años y las grandes ciudades" y que este contraste es otra muestra de la diferencia entre el pasado y el futuro. Y que es "histórico", también, el presumible voto en contra del PSC.

El líder de la formación morada ha afirmado que las "únicas" instituciones a prueba de crisis son "la monarquía y el PNV", que comparten "la cruz de Borgoña". Sobre este símbolo, ha dicho que mientras el portavoz del PNV Aitor Estaban sabrá lo que es, "el señor Rivera tendrá que buscarlo en Google".

Rajoy le ha afeado a Iglesias que en sus intervenciones "no haya aportado ni una sola idea para el futuro de España" El líder de Unidos Podemos ha concluido su turno de palabra con una frase del "primer socialista de España", el fundador del PSOE, Pablo Iglesias: "Merecer el odio de las oligarquías será la mejor de nuestras honras".

En la contrarréplica, Mariano Rajoy le ha afeado a Iglesias que en sus intervenciones "no haya aportado ni una sola idea para el futuro de España".

En los pasillos del Congreso, el diputado y vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, ha lamentado el "tono absolutamente agresivo" de Pablo Iglesias con "todo el mundo", que llega a la descalificación personal y ha subrayado que "no todo vale y que salir a la tribuna para montarla cada vez no es nueva política".

Distensión sobre redes sociales

El diálogo parlamentario entre Iglesias y Rajoy tuvo su momento más distendido sobre el uso de las redes sociales y también del móvil, momento que ha aprovechado el líder de Podemos para recordarle al presidente en funciones el caso Bárcenas. Todo ha comenzado cuando Rajoy le ha dicho a Iglesias que parecía querer estar planteando un debate "en Twitter" y no parlamentario, y le ha dicho: "no me manejo bien en esos mundos".

Una referencia que Iglesias ha utilizado para afear a Rajoy que aunque con el Twitter no se maneje bien con los SMS lo hace "de maravilla", en clara alusión a los conocidos mensajes que Rajoy envió al extesorero del PP.

Rajoy no ha dejado pasar el envite: "En Twitter voy mejorando, y con los SMS me manejé peor, pero ahora también voy mejorando", ha bromeado, para señalar también que ha aprendido que en la vida es bueno "reconocer los errores y rectificar".

Una respuesta a la que Iglesias ha replicado valorando la "autocrítica", por parte de Rajoy, en lo que a los SMS se refiere.