El portavoz de la Comisión Gestora del PSOE, Mario Jiménez
El portavoz de la Comisión Gestora del PSOE, Mario Jiménez, durante una rueda de prensa en la sede del partido. EFE / Chema Moya

El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, ha pedido al PSC que actúe con "seny" y obedezca el mandato del Comité Federal de abstenerse ante Mariano Rajoy, porque si opta por el desacato, la dirección socialista deberá evaluar cómo queda la relación entre ambas formaciones.

Jiménez insistió este lunes en la Cadena Ser en que "no hay ningún tipo de mecanismo alternativo" al cumplimiento del mandato aprobado por el Federal, por lo que no cabría una abstención mínima, y que todos los diputados, también los del PSC, deberán obedecer y actuar en bloque.

Sería malo para el proyecto socialista y malo desde el punto de vista democrático"Si los órganos del PSC toman una posición que es contradictoria y suponen un desacato o una posición radicalmente diferente a la del Comité Federal, tendremos que evaluar la situación que se produce a partir de ese momento. Pero confío, y a ello nos vamos a poner, que impere el 'seny' catalán", ha asegurado Jiménez.

El dirigente andaluz ha opinado que si el PSC se mantiene en el voto en contra de Rajoy, "sería malo para el proyecto socialista y malo desde el punto de vista democrático", porque sería una posición "inexplicable".

Jiménez rechaza el argumento del PSC de que debe votar en contra de Rajoy por la situación específica de Cataluña, al recordar a los socialistas catalanes que "lo negativo que ha sido el Gobierno del PP ha sido igual para el conjunto de España", con la salvedad del desafío independentista. "A la hora de hacer los análisis, tenemos que ser más comprensivos con la plenitud de la realidad", dijo Jiménez.

Cumplir las normas

El portavoz de la gestora diferenció el caso del PSC  del de los diputados díscolos que también pretenden votar no a Rajoy. "Son dos realidades diferentes. La posición que tomen los diputados de manera individual tendrá la respuesta que establecen las propias normas", contestó.

Ante el llamamiento de los dirigentes 'sanchistas' a que la gestora permita una abstención mínima de once diputados, Jiménez respondió: "Los planteamientos de actuar con inteligencia no me gustan". "Ante las normas, hay que ser escrupuloso, riguroso, porque es la garantía de que los derechos y obligaciones de todos se llevan a la práctica de la mejor manera", añadió.