¿Quién está detrás del intento de golpe de Estado en Turquía?

Protestas contra el intento de golpe en Turquía en el Consulado de Turquía, en Rotterdam.
Protestas contra el intento de golpe en Turquía en el Consulado de Turquía, en Rotterdam.
EFE / MARTEN VAN DIJL
Turquía ha vivido en la madrugada del viernes a este sábado su particular noche de los transistores al más puro estilo del 23-F español. El gobierno de Erdogan ha sufrido las horas más largas de su historia reciente con la declaración, en torno a las 21.30 del  viernes, de un fallido golpe de Estado ejecutado por un grupo de militares contra el Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha responsabilizado del acto a su némesis, el imán residente en Estados Unidos Fetulá Gulén.

El Gobierno turco ha vinculado el golpe de Estado al clérigo turco Fetulá Gülen, que se convirtió en un enemigo político del presidente, Recep Tayyip Erdogan, después de que en 2013 se conocieran casos de corrupción, supuestamente destapados por simpatizantes del clérigo, en el círculo más íntimo del presidente.

Desde entonces, se han sucedido purgas de seguidores de Gülen, entre ellos trabajadores de medios de comunicación o jueces considerados afines al religioso, tales como el diario de gran tirada 'Zaman' o la cadena de televisión Samanyolu TV.

El Gobierno turco considera a Gülen el 'cerebro' del golpe militar de este viernes y desde hace años le acusaba de ser el máximo responsable de una "estructura paralela" dentro de las propias instituciones estatales con influencia en los tribunales, la Policía y otros organismos.

El clérigo ya fue acusado penalmente de conspirar para derrocar al Gobierno y fue llevado a jucio a principios de año. Por este motivo, el Ejecutivo del país puso en marcha una amplia campaña contra el movimiento del clérico en Turquía y el extranjero a pesar de que el propio Gulen ha negado cualquier implicación con el golpe militar.

Por su parte, un abogado del Gobierno turco Robert Amsterdam declaró que "hay indicios de participación directa" de Gulen en el intento de golpe y manifestó que él y el Ejecutivo han intentado "varias veces advertir al gobierno de Estados Unidos de la amenaza planteada" por Gülen y su movimiento. De acuerdo con fuentes de inteligencia turcos, afirmó: "hay indicios de que Gülen está trabajando estrechamente con algunos miembros de la cúpula militar contra el gobierno civil elegido".

Erdogan se apoyó en la influencia de Gülen para limitar el poder de los militares nacionalistas, responsables de la caída de cuatro gobiernos desde 1960. Sin embargo, el escándalo de corrupción que resultó con la dimisión de tres ministros de Erdogan. El presidente respondió con una purga de jueces, policías y fiscales.

En distintos encuentros con el presidente estadounidense, Barack Obama, Erdogan ha reiterado la extradición de Gülen, que actualmente vive en Pensilvania, para que fuera juzgado en Turquía por supuestas conspiraciones contra Ankara.

¿Quién es Gülen?

Formado como un imán, o líder de la oración, Gülen ganó en Turquía hace unos 50 años, la promoción de una filosofía que mezclaba una forma mística del Islam con la firme defensa de la democracia, la educación, la ciencia y el diálogo interreligioso.

Su movimiento implantó 1.000 escuelas en más de 100 países para inculcar sus pensamientos, incluyendo cerca de 150 escuelas charter financiadas por los contribuyentes en Estados Unidos. En Turquía, se han instaurado en universidades, hospitales, organizaciones benéficas, un banco y un gran imperio de medios de comunicación (periódicos y emisoras de radio y televisión).

¿Qué defiende su movimiento?

El movimiento de Gülen, un clérigo e intelectual de corte islámico moderado, defiende la democracia multipartido y desde la década de los 80 ha desarrollado una moderna red de escuelas y universidades, acaparando influencia entre amplios sectores de profesionales liberales.

Pese mostrarse contrario al secularismo, signo de identidad de la Turquía contemporánea, Gülen ha promovido desde su movimiento un diálogo interreligioso y cultural que le llevó a entrevistarse en 1998 con el papa Juan Pablo II y líderes judíos y ortodoxos.

Francisco Veiga, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), explica en un estudio realizado para la revista 'Barceclona Centre for International Affairs (CIDOB) que "la reivindicación de la herencia sufí —movimiento del que Gülen se declara seguidor— concede a su corriente una gran elasticidad doctrinaria, que permite plantear elementos de modernidad para el islam, tales como una mayor igualdad para la mujer, la defensa del estudio y la ciencia, o la condena del fanatismo integrista".

Sin embargo, "en el caso de Gülen, por mucho que se haya inspirado en algunos de los grandes maestros de la mística, él mismo considera que el tiempo de las cofradías sufíes pertenece al pasado", explica Veiga que añade además que " el movimiento Gülen posee una marcada orientación nacionalista" y "Gülen apoya la causa de una Turquía convertida en potencia regional".

El movimiento Gülen suscita fuertes polémicas en Turquía. Hay varias causas que lo explican a simple vista, según el profesor de la UAB: la primera es "el volumen de recursos que mueve la institución, combinado con la cercanía del movimiento al actual Gobierno del islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), así como a los círculos financieros y empresariales que giran en torno a él".

Como consecuencia del nacionalismo que predica el propio Gülen, su autoexilio en Estados Unidos y el diálogo interconfesional con el Occidente cristiano desde el bando islamista, "la derecha nacionalista laica lo percibe como una aberración, como si Gülen jugara a ser una especie de Atatürk islamista".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento