Estafa piramidal
Imagen que se suele usar para demostrar la imposibilidad de lo que pretenden conseguir las estafas piramidales. WIKIPEDIA

La Guardia Civil ha habilitado por primera vez una dirección de correo electrónico para animar a denunciar a los miles de perjudicados por una estafa piramidal consistente en invertir pequeñas cantidades en la compra en internet de aparatos GPS que a su vez serían alquilados por terceros.

El Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que desde hace meses instruye la llamada operación Bateo, se ha encargado de hacer público a través del gabinete de prensa de este tribunal la dirección del correo electrónico: m-cmd-pj-bateo@guardiacivil.org.

Además del correo electrónico habilitado, los perjudicados pueden dirigirse a las dependencias de la Guardia Civil con toda la documentación de que dispongan y que permita al juzgado determinar el alcance de la cantidad defraudada y el número real de afectados.

En el marco de la operación Bateo se ha desmantelado un complejo entramado empresarial y de inteligencia financiera especializado en estafas.

Al menos desde 2013 más de 8.000 personas de 70 países del mundo han sido víctimas de este fraude, con el que se han podido llegar a obtener más de 25 millones de euros.

Al menos desde 2013 más de 8.000 personas de 70 países del mundo han sido víctimas de este fraude

La estafa se basaba en el concepto del 'comodato', que consiste en un contrato bilateral en el que una de las partes proporciona a otra el uso y disfrute temporal de un producto con la obligación de devolverlo.

De esta forma, un grupo de inversores creían adquirir un producto que era ficticio —en la mayoría de los casos eran geolocalizadores— a través de una empresa intermediaria a la que pagaban una cantidad de dinero.

Consistía en hacer creer a los inversores que obtendrían beneficios mediante la compra de un producto, que a su vez sería alquilado a otra empresa y el beneficio era proporcional a la cantidad invertida y se podía incrementar en función del número de personas que invirtieran en él.

Hasta el momento se ha detenido a 21 personas en España de origen español, portugués, y colombiano y se han producido otras cuatro detenciones más en Portugal, Brasil y Francia.

También han sido identificadas más de 100 empresas y 50 cuentas bancarias utilizadas por los presuntos responsables de la estafa.