"La sonrisa de un país". Con este lema en positivo han presentado este jueves en actos separados Izquierda Unida y Podemos su campaña conjunta para las elecciones generales del próximo 26 de junio, una carrera "coral" en la que Pablo Iglesias y Alberto Garzón compartirán al menos cuatro mítines y que se iniciará y cerrará en Madrid, nicho clave para las dos formaciones. Tanto el acto de apertura como en el de cierre, dos de los más importantes, contarán con la presencia de los principales líderes de las organizaciones que integran la coalición, entre ellas las líderes de Barcelona En Comú, Ada Colau, o Compromís, Mónica Oltra.

Es un símbolo multicolor que representa muchas sensibilidadesLa imagen definitiva que acompañará a la candidatura de Unidos Podemos contiene los colores de todas las formaciones que acuden bajo el paraguas de la marca. Predominan el rojo de IU en las letras superiores, el morado de Podemos en las inferiores. El corazón que sustituye a la primera 'O' incluye el naranja de Compromís (Comunidad Valenciana), el azul de En Marea (Galicia) y, de nuevo, el morado de En Comú Podem (Cataluña). "Es un símbolo multicolor que representa muchas sensibilidades", ha explicado Íñigo Errejón, director de campaña de Podemos, que define la candidatura como una "plataforma patriótica y no una sopa de siglas".

Errejón ha explicado que, aunque van "juntos", IU y Podemos tendrán una agenda separada de actos y lanzarán sus propias propuestas. No habrá una, sino "muchas campañas" que se coordinarán para"tender la mano a los que construyeron lo mejor de lo que ya tenemos", ha afirmado Errejón en referencia al PSOE, a quien Pablo Iglesias se refirió como la"vieja socialdemocracia". "Esta es la campaña que puede representar la sonrisa de un país nuevo que se inaugure a partir del 26 de junio", añadió el número 2 de la formación morada.

IU y Podemos concurren a las elecciones cada uno con su programa, pero ambos pactaron a principios de mayo un documento de 50 medidas a las que darían priodidad, que incluye la renta garantizada, el aumento del Salario Mínimo Interprofesional, la paralización de los desahucios o el derecho a decidir para Cataluña.

Por la parte de la formación morada, sus actos se centrarán en la zona del "Mediterráneo y Andalucía", dos regiones que reconocen como fundamentales "porque van a poder decidir la campaña", ha admitido Errejón. Andalucía es el principal granero de votos para los socialistas, recientemente golpeados por el inicio del procesamiento de los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid son también territorios clave para las aspiraciones electorales de la confluencia. La Caravana de la formación morada no pisará ni Castilla y León ni Extremadura, regiones que será cubiertas por el resto de socios de la alianza.

Iglesias reduce su presencia

El líder de Podemos ha restringido su participación en la campaña de su partido respecto a la del 20 de diciembre, mientras que Errejón sumará casi el doble de intervenciones. Al margen de los actos conjuntos, Iglesias sólo dará otros tres mítines en solitario: el día 15 en Almería, donde el cabeza de lista es el exjefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez; el 16 en Mallorca y el 21 en Vitoria. El resto de la campaña de Podemos estará en manos de su número 2, que dará mítines en Valencia, Las Palmas, Sevilla, Garanada, Murcia y Barcelona.

Afirmar que los escaños pesan más que los votos sería afirmar que los votos de las personas no cuentan igualPor su parte, Garzón tendrá una intensa agenda que empezará este mismo fin de semana durante la XI Asamblea Federal de IU, cuando será proclamado oficialmente coordinador federal y dará su primer mítin como pistoletazo de salida para llamar a los ciudadanos a las urnas.

Iglesias y Garzón participarán además en presentaciones, charlas y foros, como el del próximo lunes en el Foro Nueva Economía, donde el primero es el invitado principal y el segundo hará la presentación. Estos eventos conjuntos mostrarán, según Errejón, "a todos los referentes del cambio político". "No es la campaña de un partido, sino la de diferentes fuerzas políticas y sociales", precisó. A parte del primer y último acto de campaña, ambos líderes coincidirán el sábado día 11 en Barcelona también junto a Coalu, el día 17 en Alicante con Oltra y el 23 en Cádiz. Garzón realizará además otros dos actos con Errejón, el día 10 en Málaga y el 19 en A Coruña.

En cuanto a los debates, Iglesias será el representante de la coalición en el debate a cuatro con Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (Ciudadanos) que la Academia de Televisión organizará el 13 de junio. Mientras, está previsto que Garzón sea quien represente a Unidos Podemos en el debate 'a siete' que organiza la Corporación de RTVE para el día 20 y algún debate sectorial.

¿Votos o escaños?

Por su parte, Iglesias ha definido la campaña como histórica, ya que se produce, a su juicio, en "un momento de impasse, de transición de un sistema de político y de partidos a otro". "Somos la opción más clara para derrotar al PP y nuestro objetivo es claro. Con el PSOE aspiramos a ponernos de acuerdo", ha reafirmado Iglesias, para insistir en que sólo hay dos opciones, y que el PSOE tendrá que decantarse por una de ellas: "Uno gobierno del PP o uno en el que esté Podemos y en el que nos gustaría que estuviera el PSOE".

Asimismo, ha defendido que lo que debe contar a la hora de liderar la formación de gobierno deben ser los votos y no los escaños: "Afirmar que los escaños pesan más que los votos sería afirmar que los votos de las personas no cuentan igual".