Pablo Iglesias
Pablo Iglesias, durante el acto de la Universidad Complutense en el que le plantó la prensa. JAVIER LIZÓN / EFE

Las alusiones personales del líder de Podemos, Pablo Iglesias, a algunos miembros de la prensa presentes este jueves en la Universidad Complutense, donde el líder de la formación morada presentaba un libro, han provocado el plantón de los periodistas que cubrían el acto.

Ha sido en la conferencia para presentar la obra En defensa del populismo, del autor Carlos Fernández Liria, donde Iglesias ha cuestionado y criticado la labor de algunos medios de comunicación y, en concreto, de sus periodistas. Y no ha dudado en referirse a redactores que estaban en la sala, con nombre y apellidos.

A juicio de Iglesias, la relación de Podemos con los medios es "freudiana", ha dicho. "Les veo con cara de miedo por primera vez a los periodistas", ha afirmado tras lanzar sus primeras críticas.

Luego, y tomando como ejemplo a uno de los periodistas de la sala, ha afirmado que los encargados de cubrir habitualmente a Podemos asumen que para "prosperar" en su carrera tienen que escribir noticias sobre el partido morado que "no tienen por qué ser verdad".

Así, ha asegurado que "buena parte de los periodistas" que les "siguen" están "obligados profesionalmente a hablar mal" de Podemos "porque así son las reglas del juego", aunque ha añadido que hay "algo bonito": que el hecho de que su partido sea "sexy" hace que a los periodistas les guste y les atraiga "su objeto de trabajo".

Los ataques a la labor periodística y las alusiones personales han provocado que gran parte de los informadores que cubrían el acto hayan abandonando la sala, e incluso hayan manifestado en público, antes de salir del recinto, que las palabras de Pablo Iglesias resultaban ofensivas hacia la labor que desempeñan y suponen un ataque a su profesionalidad.   

Mientras los informadores desalojaban la estancia, el líder de Podemos ha vuelto a tomar la palabra para restar importancia a su comentario, asegurando haberlo hecho en un tono amable.

Disculpas

Pablo Iglesias ha pedido disculpas a través de su perfil de Twitter y ha reconocido que no debería de haber personalizado en personas que estaban presentes en la sala. Además, ha dejado un enlace con el vídeo para que sus seguidores puedan ver (y juzgar, como él mismo pide) lo que ha sucedido durante la conferencia que se ha celebrado en la Universidad Complutense.