Ocho comunidades autónomas han acordado enviar un escrito al futuro Gobierno central a través del que reclamaran una estrategia sobre desafíos demográficos y un "gran pacto" social y político para avanzar en este sentido, al tiempo que insistirán en que las condiciones especiales de las regiones con estos problemas tengan un peso "real" las futuras reformas de los modelos de financiación autonómico y local.

Responsables de Castilla y León, Extremadura, Galicia, Castilla-La Mancha, Asturias, Aragón y La Rioja han mantenido una reunión este lunes en Valladolid para avanzar en Dictamen que se presentará ante el Comité de las Regiones de la UE sobre retos demográficos y que defenderá el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en junio. El documento también ha sido respaldado por Cantabria, cuyos representantes no han podido acudir a la reunión por el temporal de nieve.

En este encuentro todos los representantes de las autonomías han coincidido además en trabajar en un escrito para remitírselo al gobierno que surja finalmente tras las negociaciones con el fin de que se ponga en marcha una estrategia "viva" frente a desafíos demográficos, así como un "gran pacto social y político" sobre este asunto.

Del mismo modo, todas ellas han coincidido que la situación que sufren las autonomías con problemas demográficas debe tener un reflejo "real" en el futuro modelo de financiación autonómica y de financiación local.

Así lo ha explicado el consejero de la Presidencia de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, quien ha insistido en la importancia de que ocho regiones españolas estén "unidas" y que trabajen "juntas", lo que, a su juicio, augura una buena base para avanzar en la cooperación para resolver problemas comunes.

De este modo, ha destacado que la financiación es una de las necesidades más importantes para acometer estos problemas, por lo que ha insistido en que es necesaria "más pronto que tarde" una reforma del modelo de financiación autonómica en el que finalmente haya un peso "real" de este problema, ya que, a juicio de De Santiago-Juárez, en el modelo actual aparece con un "peso mínimo".

Este aspecto ha sido respaldado por el consejero de la Presidencia de Aragón, Vicente Guillén Izquierdo, quien ha puntualizado que la situación de despoblación de determinadas zonas del país es un "problema de Estado", por lo que, sobre este aspecto, no "hay" colores políticos".

Guillén Izquierdo ha destacado también la unión de estas ocho autonomías en torno a un objetivo común a pesar de los momentos "convulsos" de la política, por lo que ésta fórmula debería ser "un modelo a seguir". "Hay que buscar soluciones comunes con garantías", ha manifestado.

GUIJARRO

En representación del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha acudido el vicepresidente regional, Jose Luis Martínez Guijarro, que ha pedido que la dispersión geográfica sea un criterio a tener en cuenta por parte del Gobierno de España a la hora de establecer el modelo de financiación autonómica.

En este punto, Martínez Guijarro ha abogado "por un gran pacto de Estado para resolver los problemas demográficos que afrontan muchas regiones en nuestro país, dándole traslación financiera y presupuestaria".

El vicepresidente regional ha planteado además la posibilidad de organizar una Conferencia de Presidentes con el futuro Gobierno de España con el fin de abordar los retos demográficos de estas Comunidades Autónomas.

Del mismo modo, Martínez Guijarro ha subrayado la importancia de actuar en el Parlamento Europeo para que las zonas afectadas por la despoblación cuenten con recursos económicos específicos que permitan poner en marcha políticas dirigidas a paliar este problema. A modo de ejemplo ha citado la "modificación a medio plazo del reglamento de los fondos estructurales, ha informado la Junta en nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Toledo.