Pedro Sánchez, Cayo Lara y Alberto Garzón
El líder del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez (i), durante la reunión que ha mantenido con los diputados de Izquierda Unida, Cayo Lara (c) y Alberto Garzón, en el Congreso de los Diputados. EFE/Kiko Huesca

El portavoz de Izquierda Unida, en el Congreso, Alberto Garzón, y el líder del partido, Cayo Lara, se han mostrado "muy optimistas" tras tener este miércoles junto a Cayo Lara la primera toma de contacto con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien ha sido propuesto por el rey para la investidura.

La condición de IU para dar el voto de sus dos diputados a la investidura de Pedro Sánchez, es que tenga en cuenta su propuesta social y económica, basada en 16 medidas. 

Según Garzón, el diálogo se iniciará una vez establecida una comisión de su partido, prevista para el próximo sábado, para nombrar a los participantes en los diálogos. Después, lunes o martes, los designados se reunirán con Sánchez para conversar sobre un acuerdo de la posible investidura y ha descartado que se vayan a negociar carteras ministeriales.

Garzón ha recordado que tanto un acuerdo de investidura como un eventual pacto de gobierno será consultado a las bases, pero ha considerado que apoyar al PSOE es la forma de "evitar que gobierne el PP, o que haya unas elecciones y el PP salga favorecido", "no nos queda otra".

"Sería un "fracaso como país", según el portavoz de IU en el Congreso, que el partido de Mariano Rajoy volviera a gobernar con los numerosos casos de corrupción que le asolan.

Por eso, Lara ha lanzado un aviso a quienes tengan la tentación de poner zancadillas para que no se llegue a un acuerdo de mayoría de progreso y les ha dicho que si lo hacen serán castigados por la ciudadanía.

CC no apoyará un gobierno con Podemos

Por su parte, la diputada de Coalición Canarias (CC) Ana Oramas ha trasladado a Pedro Sánchez que, ya que su único voto no es "imprescindible" para su investidura, lo decidirá "en su momento", aunque le ha advertido de que no apoyará ni un gobierno "sin garantías de estabilidad" ni uno "de coalición" con Podemos.
Oramas ha sido la primera representante política con la que se ha reunido Sánchez, después de que el Rey le encargara ayer que intente formar Gobierno.

Al término de un encuentro que se ha desarrollado en una sala del Congreso y que ha durado una media hora, la diputada canaria ha explicado que la reunión ha sido "muy cordial" y "muy cómoda", por las buenas relaciones personales y políticas que tiene con él.

Oramas ha felicitado a Sánchez por la "magnífica" comisión negociadora que ha nombrado, formada por "personas con conocimiento de los temas económicos, institucionales, políticos y constitucionales de este país, ha dicho.

También ha agradecido a Sánchez su compromiso de "llegar hasta el final, aunque pierda la investidura".

Tras la reunión con Oramas, Sánchez ha recibido al representante de Nueva Canarias, Pedro Quevedo.

Excluidos el PP, ERC, Democracia y Libertad y Bildu

Además de IU, y Coalición Canaria, Sánchez ha incluido en esta ronda a Nueva Canaria, Compromís, Ciudadanos, Podemos y el PNV, excluyendo al PP, ERC, Democracia y Libertad y Bildu. Fuentes socialistas han explicado que el PSOE está dispuesto a reunirse con los socios del partido morado en Cataluña (En Comú Podem) y Galicia (En Marea), aunque, en todo caso, en primer lugar Sánchez se verá con Pablo Iglesias.