Pablo Iglesias
Pablo Iglesias posa en el Barrio de la Concepción antes de la entrevista con 20minutos. JORGE PARÍS

La realidad ha llegado a Podemos. Si hace un año y medio invitaba a "tomar el cielo por asalto", la formación morada valora ahora si sus fuerzas serán suficientes como para condicionar los pactos tras las elecciones generales del 20 de diciembre.

Pablo Iglesias reconoce, en un encuentro con 20minutos, que su partido ha cometido "muchos errores" por la necesidad de aprender a marchas forzadas. Sin embargo, y a pesar de la caída de intención de voto que registran las encuestas (ha pasado del 30% al 15% en 12 meses), promete salir a por la victoria: "Nos dicen que ya no podemos, pero si no pudiéramos usarían otro tono hacia nosotros. Tenemos serias posibilidades de ganar".

El Podemos 'serio'

¿Se ha extinguido la ilusión que Podemos recogió del movimiento 15-M?. Según Iglesias, no: "Nos hemos hecho más serios, conscientes de los límites. Pasar de ser una fuerza emergente a una de gobierno implica revisar cosas. Como dice Íñigo (Errejón), hemos tenido que correr al tiempo que nos atábamos los cordones".

El margen de maniobra desde un gobierno es estrechoEl cambio se produjo tras el éxito de las elecciones europeas, cuando los sondeos comenzaron a ser favorables. "Reconozco que cuando vimos que podíamos ganar las generales entonces decidimos que había que ser enormemente solventes. No podríamos elevar el salario mínimo a 800 euros o implantar la renta básica universal en un año. El margen de maniobra desde un gobierno es estrecho", reflexiona.

A pesar de todo, el eurodiputado reivindica que nadie ha conseguido cambiar tanto la política española en tan poco tiempo ["De repente hay veinteañeros y treintañeros en los debates políticos de este país, como Pablo Casado, Albert Rivera o Inés Arrimadas"], aunque advierte de que un Pedro Sánchez "con la camisa remangada" no es una novedad, sino "más de lo mismo".

Reforma constitucional y fin de las puertas giratorias

Con el nuevo tablero político aún por definir, Iglesias se agarra a un programa por cerrar para condicionar los pactos: "Vamos a plantear la necesidad de abrir un debate constituyente. Este país se ha ganado que el derecho a la vivienda esté blindado. Se acabó permitir mecanismos de oscuridad en la financiación de los partidos o préstamos para que los bancos tengan capacidad de presión. Nadie nos dirá que no a eso ni a limitar a dos legislaturas los cargos públicos para evitar que se eternicen".

Muchos apoyarían al ciudadano Felipe de Borbón como jefe del EstadoSu reforma de la Constitución incluye una consulta sobre la forma del Estado. "No hay que privar a nadie del derecho de sufragio. Muchos apoyarían al ciudadano Felipe de Borbón como jefe del Estado y sería un avance que haría nuestra democracia más fuerte", propone. También, la inclusión del derecho a decidir con carácter universal: "Yo quiero que Cataluña siga en España, pero asumo que es bueno que haya un referéndum. Yo pediría que Cataluña siguiese en España y estoy seguro de que arrasaríamos. A las voluntades políticas colectivas, cuando son tan amplias, hay que responder políticamente".

A nivel económico, Podemos propone más inversión en I+D+i, la derogación de la reforma laboral y la prohibición de las 'puertas giratorias' que permiten a los políticos incorporarse a las grandes compañías sobre cuyos intereses han legislado directa o indirectamente. La nacionalización de sectores críticos (energía, medios de comunicación) no entra en sus planes. "Ya lo contempla la Constitución, pero nosotros preferimos dialogar. La nacionalización es una medida extrema, pero un gobierno debe velar por los intereses de los suyos", remacha.

La posibilidad de tender puentes con los grandes empresarios incluye relaciones como las que los miembros del partido morado mantienen con Jaume Roures, productor y dueño del diario Público, a cuya fiesta de cumpleaños acudieron parte de los fundadores de Podemos. "Fui con mi equipo del programa La Tuerka, que se emite en público.es. Jaume, que tiene mucho dinero, ha sido capaz de utilizarlo para hacer cosas que son buenísimas Yo no estoy en contra de que haya ricos. El problema es que buena parte de ellos trabajen en contra de los intereses de la mayoría y creo que no es el caso de Roures. No era una fiesta de la casta", justifica.

Presidente, solo en solitario

La pregunta es si apoyará Pedro Sánchez la investidura de Pablo Iglesias como presidente del Gobierno¿Y con quién pactaría? "El acuerdo con Ciudadanos sería fácil en algunas cosas, como las medidas de regeneración o de transparencia. Si Albert Rivera se aleja del PP en cuestiones económicas, nos sentamos a hablar, pero no para un pacto de legislatura, porque solo formaríamos gobierno si lo presidimos nosotros". Creo que el PSOE buscará a Ciudadanos y al PP. La pregunta es si apoyará Pedro Sánchez la investidura de Pablo Iglesias como presidente del Gobierno o preferirá pactar con el Partido Popular como hacen en Europa todos los santos días", zanja.

Pablo Iglesias confiesa que sus relaciones con el resto de líderes políticos son muy distintas entre sí: "Pedro Sánchez me mandó un mensaje cariñoso el día de mi santo, que coincide con el suyo. Antes, hubo una reunión entre Carolina Bescansa (Secretaria de Análisis Político y Social de Podemos) y Patxi López (Secretario de Acción Política, Ciudadanía y Libertades del PSOE), pero nada más. Con el PP, el único contacto es con Esteban González Pons, que me transmitió que no hay voluntad por parte de Rajoy de hablar con nosotros, así que se ofreció por si alguna vez queríamos transmitir un mensaje. Con Albert Rivera y Javier Nart he charlado más".

Ruptura con IU

La relaciones con IU no existen hoy, después de que Podemos diese por zanjado el intento de incorporar a Alberto Garzón a su lista electoral para las generales. "Me hubiera encantado que gente valiosísima de Izquierda Unida trabajase con nosotros desde su independencia pero no ha sido posible". Iglesias niega que aquello fuese una 'OPA hostil' contra la coalición: "Nadie podrá decir que Podemos tenga voluntad de absorber nada. Nosotros queremos a los mejores y no les vamos a pedir ningún carné".