Podemos, Ciudadanos, PP y PSOE
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, los líderes de Podemos (Pablo Iglesias), Ciudadanos (Albert Rivera), PP (Mariano Rajoy) y PSOE (Pedro Sánchez). EFE / GTRES

Los duelos electorales PP-PSOE en televisión podrían tener los días contados: partidos emergentes como Podemos y Ciudadanos están dando los primeros pasos para que durante la campaña de las elecciones generales del 20 de diciembre desaparezcan los encorsetados formatos de debates televisivos entre los dos candidatos de ambas formaciones, especialmente cuando las encuestas auguran el fin del bipartidismo a poco más de dos meses de los comicios.

Por un lado, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha remitido una carta al al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a los líderes del PSOE y Ciudadanos, Pedro Sánchez y Albert Rivera, respectivamente, en la que les propone celebrar un debate electoral a cuatro "sin más condiciones que permitir preguntas de la ciudadanía".

"Es fundamental que estos debates no se negocien en pactos previos entre los equipos de los candidatos, sino que en ellos se puedan plantear todas las cuestiones. A diferencia de los partidos viejos, nosotros no tememos debatir en serio", afirma el líder de Podemos en el texto.

Nadie se imagina a un presidente del Gobierno del siglo XXI escondiéndose de un debate La misma idea es defendida por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha afirmado en una entrevista en Onda Cero que ha propuesto a la Academia de la Televisión un debate electoral entre cuatro candidatos (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos).

Rivera ha dicho al PP que si tanto defiende la seriedad y el rigor debe ser capaz de confrontar su programa, así que ha pedido a Rajoy que acepte debates, "a cuatro, a dos" o con el formato que sea. "Nadie se imagina a un presidente del Gobierno del siglo XXI escondiéndose de un debate", ha insistido.

Sánchez, abierto a debatir con todos

Después de que ambas formaciones lanzaran estos mensajes, y tras una información publicada este martes en el diario El Mundo que culpaba tanto al PP como al PSOE de blindar los debates televisivos, Pedro Sánchez ha salido al paso de la controversia generada.

"Quiero debatir con todos, sobre todo y sin cortapisas, porque los españoles se merecen una campaña positiva, propositiva, de futuro y no de descalificaciones", ha pronunciado en una rueda de prensa en la sede socialista en Ferraz. Sánchez ha confiado en que otras formaciones, y en especial, el presidente del Gobierno, "hagan lo propio" y "se manifiesten con la misma claridad".

"Espero que el último servicio que Rajoy haga a la política sea permitir que haya debates entre los que tenemos opciones de presidir el Gobierno a partir del 20 de diciembre", ha defendido Sánchez.

Pese a haber multiplicado recientemente su presencia en programas de televisión, el PP ha sido tradicionalmente reticente a aparecer en la pequeña pantalla, incluso Rajoy llegó a reprochar a los medios la forma de tratar los casos de corrupción que salpican al PP al hablar del "martilleo continuado en las televisiones".

Lo mismo ha ocurrido respecto a los debates televisivos a lo largo de la democracia: tanto en 2000 como en 2004, bajo gobiernos del PP, Aznar y Rajoy rechazaron cualquier cara a cara con el líder de la oposición.

El PP evita pronunciarse

A lo largo de este martes, hasta tres políticos del PP se han pronunciado sobre el asunto, aunque ninguno ha respondido con claridad sobre si aceptan o no un debate a cuatro.

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores Cospedal, evitó la cuestión —"no es el tema principal ahora mismo", dijo desde Bruselas— y se limitó a decir que "cuando llegue el momento oportuno las direcciones de campaña se tendrán que poner de acuerdo".

El vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, considera que "hay espacio" para un debate cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez y también para un debate entre cuatro. "Le diría que hay espacio para ambos formatos y ambos son ricos", ha dicho en una entrevista en RNE.

Para el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando sería "bueno" que haya un "cara a cara" entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez por ser el presidente del Gobierno y el jefe de la oposición. Respecto a un debate a cuatro, Hernando se ha preguntado "por qué cuatro", y ha recordado que hay "leyes y reglas" y acuerdos de la Junta Electoral Central que hay que aplicar, por lo que "evidentemente va a haber debates", aunque ya se verá "de qué forma y de qué tipo".