Pedro Passo Coelho
Pedro Passos Coelho celebra su reelección como primer ministro de Portugal con Paulo Portas, su socio enla coalición de centroderecha. Miguel A. Lopes / EFE

Mariano Rajoy tiene un espejo donde mirarse en el vecino Portugal. El país luso reeligió el pasado domingo como primer ministro al conservador Pedro Passos Coelho. Las subidas de impuestos, las privatizaciones y los recortes en servicios públicos aplicados por su Ejecutivo como parte del plan de rescate diseñado por la Troika no han impedido al líder del PSD obtener de nuevo la confianza de los ciudadanos.

¿Alcanzará Rajoy el mismo éxito el próximo 20 de diciembre? ¿Logrará que los españoles le den su respaldo por otros cuatro años? ¿Son equiparables los casos de España y Portugal? Estas son las similitudes y diferencias entre las dos naciones ibéricas.

Moody's calificó la deuda pública lusa como 'bono basura' en 2011Las economías > El peso de España y Portugal en la Eurozona no es comparable. Con 10,4 millones de habitantes, la república atlántica tiene un PIB de 173.446 millones de euros, frente al billón de España (46,5 millones de habitantes). Su PIB per cápita real se sitúa en 14.300 euros, por los 20.100€ que contabiliza la economía nacional. El salario mínimo interprofesional luso alcanza los 589 euros, por los 757 que se cobran en España. La esperanza de vida media llega a 84 años, mientras que en España llega a 86,1.

Moody's calificó la deuda pública lusa como 'bono basura' en 2011La deuda pública de nuestros vecinos, que llegó a la calificación del 'bono basura', equivale al 129,60% de su economía (casi 226.000 millones); la española es del 99,5% (más de un billón de euros). Con todo, su tasa de paro es menor que la nuestra: 12,4% frente a 22,2% y 33,3% frente a 51,7% en el caso del desempleo juvenil, de acuerdo a Eurostat.

El rescate > José Sócrates, primer ministro en funciones, solicitó el rescate el 6 de abril de 2011. El socialista había dimitido dos semanas antes después de que el parlamento tumbase su cuarto plan de austeridad. El país dio por finalizada la ayuda en mayo de 2014, momento en el que ya había recibido 26.000 millones del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEEF). A pesar de ello, aún debe 14.000 millones de euros al Fondo Monetario Internacional. El montante total de la ayuda es de 78.000 millones. La Comisión Europea sigue proponiendo recortes y ajustes.

El Gobierno de Rajoy solicitó hasta 100.000 millones para salvar las cajas de ahorrosEl Gobierno de Mariano Rajoy llamó a la puerta de Bruselas el 9 de junio de 2012 para solicitarle un "préstamo en condiciones ventajosas" de hasta 100.000 millones con el fin de evitar el hundimiento del sistema de cajas de ahorros. El Ejecutivo recibió 41.000 millones e inyectó, en conjunto, 56.000. El presidente del FROB y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, da por perdidos los primeros de forma íntegra.

Los recortes > El programa de la Troika para Portugal incluyó la venta de sus 'acciones de oro' en Galp, Portugal Telecom o EDP, una subida del IVA del gas y la electricidad del 5% al 23%, el recorte de los salarios y el aumento de su jornada laboral de 35 a 40 horas semanales o la venta de la gestión aeroportuaria al grupo Vinci.

Mariano Rajoy subió el IVA del 18 al 21% (del 8% al 21%, en el caso de la cultura), redujo la indemnización por despido improcedente, recortó 7.000 millones en Sanidad y 3.000 en Educación, instauró el repago sanitario y congeló las plantillas de médicos, enfermeros, celadores, profesores, educadores, educadores o administrativos.

A cambio de los sacrificios, la prima de riesgo ha bajado de los 1.000 puntos básicos a los 174 puntos para Portugal y de los 638 a los 124 para España.

Las consecuencias > El PIB portugués y el español crecieron en 2014 (0,9% y 1,4%, respectivamente) después de tres años de caídas consecutivas. La inflación cayó un 0,2% en ambos casos, tras acumular subidas anuales desde 2011.

La tasa de paro española se sitúa hoy en el 22%, prácticamente la misma cifra que cuando el PP llegó al Gobierno, aunque ha llegado a alcanzar el 25%. Portugal se ha comportado igual: después de alcanzar un máximo del 17'7%, vuelve a estar en el 12% previo al rescate. La austeridad ha servido para contener la sangría, pero no para solucionarla.

El riesgo de pobreza subió dos puntos en Portugal en y se situó en el 19,5% en 2014, según su oficina de estadística. Nuestro dato es peor: el 22% de los españoles vive bajo el umbral de la pobreza (el 29% si se añaden los hogares con dificultades).

Las elecciones > Pedro Passos Coelho, candidato del centro derecha por el PSD-CDS, ganó las elecciones del pasado domingo con el 35,8% de los votos, seguido del Partido Socialista (32,4%) y del Bloque de Esquerda (10,2%). El Partido Comunista (8,1%) y el Partido Animalista (1,4%) también han entrado en el Parlamento. La Cámara es mayoritariamente de izquierdas (122 escaños frente a los 104 de la formación de Passos Coelho), pero la gran coalición progresista está descartada.

En España, solo una acuerdo desbancaría a Rajoy. El PP no tiene asegurada la mayoría absoluta, según los sondeos. El PSOE tendría que recurrir a un pacto con Ciudadanos o Podemos para gobernar.

Las alternativas políticas > El bipartidismo portugués se mantiene. En su caso, no existen alternativas a las grandes formaciones. El Partido Comunista y el Bloque de Esquerda, con 19 y 17 escaños, respectivamente, están lejos de los números del PSD y el PS. En cambio, el Partido Animalista Portugués ha logrado lo que el PACMA nunca ha podido alcanzar en España: sumar un escaño en la Cámara.