El vicesecretario sectorial del PP y exalcalde de Vitoria, Javier Maroto, se ha casado a primera hora de este viernes con su novio desde hace 19 años en el Ayuntamiento, en el que su madre y su amigo y compañero de partido Iñaki Oyarzábal han ejercido de testigos.

La boda civil, en la que solo han estado presentes los testigos, tuvo lugar en torno a las 9:30 horas en el despacho que Maroto tiene en el consistorio de Vitoria como portavoz municipal del PP, y fue oficiada por el edil del PP Miguel Garnica, según relataron fuentes de la formación.

El acto, que apenas se prolongó unos minutos, se limitó a la firma de los documentos que acreditan a Maroto y a Josema Rodríguez como matrimonio. La pareja ha celebrado este mismo viernes una ceremonia no oficial en un restaurante de la ciudad a la que asistirá la cúpula del PP con el presidente del partido, Mariano Rajoy, a la cabeza.

Rajoy, presente en la ceremonia no oficial

El presidente del Gobierno ha llegado minutos antes de las ocho y media de la tarde, acompañado de su esposa, al restaurante 'El Caserón' de Vitoria, donde se celebra la fiesta por el matrimonio del vicesecretario sectorial del PP y exalcalde de Vitoria, Javier Maroto, con José Manuel Rodríguez, su pareja desde hace 19 años.

Desde las ocho de la tarde han empezado a llegar al restaurante integrantes del Gobierno central y de la cúpula del Partido Popular y del PP vasco. De los primeros en llegar han sido Carlos Floriano y su mujer, Iñaki Oyarzábal y Laura Garrido. Tras ellos han llegado Jorge Moragas, Javier Arenas y Gregorio Rojo.

Minutos antes de las ocho y media de la tarde ha llegado Maroto con su pareja y ha declarado estar "nervioso". "Son mis amigos, mis familiares y vamos a pasarlo bien", ha manifestado.

Poco después ha sido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el que ha hecho su llegada, con su mujer. Más tarde han llegado María Dolores de Cospedal, Carmelo Barrio, Javier de Andrés y Pablo Casado, entre otros.

"Tranquilo" y "contento"

Maroto y Rodríguez habían decidido casarse en el salón de bodas del Ayuntamiento por la tarde, pero, finalmente, han optado por un acto íntimo por la mañana y una boda no oficial. De esta forma, evitaba "entorpecer el trabajo de los funcionarios" y evitar las "molestias" que pudieran derivarse de la presencia de ciudadanos que quisieran asistir al enlace desde el exterior del edificio municipal, según explicó el jueves en rueda de prensa.

Maroto valora los gestos de "apoyo" de su partido, que recurrió la ley del matrimonio homosexualEl exalcalde lamentó que su boda hubiera dejado de ser "un acontecimiento íntimo", aunque se mostró "tranquilo y contento" porque lo importante, dijo, es que la boda se celebraría dentro del Ayuntamiento, tal y como había anunciado.

Sobre el apoyo recibido desde su partido, el vicesecretario sectorial del PP valoró que es un respaldo "claro" y que todas las manifestaciones que ha escuchado por parte de los dirigentes populares "han sido de apoyo".

Para Maroto, el recurso que el PP presentó en 2005 ante el Tribunal Constitucional contra la ley que permite el matrimonio homosexual "ya no es el debate de hoy", y se mostró convencido de que la sociedad española está "preparada para entender estas cuestiones". El Constitucional rechazó el recurso en el año 2012, avalando así los enlaces entre personas del mismo sexo.