Carmena, en su primera Junta como alcaldesa
La nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, posa para los fotógafos momentos antes de la primera Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid. EFE

El cambio de alcalde tras las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo supondrá un giro radical en las políticas públicas que afectan a los madrileños. Manuela Carmena (Ahora Madrid) no solo quiere dar un golpe de timón, sino que tiene previsto revisar los proyectos más emblemáticos de Ana Botella y auditar su gestión y la de sus predecesores.

Entre las medidas urgentes que manejan la primera edil y su equipo -algunas, resultado del pacto de investidura firmado con el PSOE- están la paralización de las grandes operaciones urbanísticas que encarriló la anterior corporación, la revisión de los grandes contratos públicos y un plan de limpieza que recupere el lustre de la ciudad en menos de seis meses. En el apartado social, los concejales quieren intervenir sobre los desahucios y la pobreza energética desde el primer día, de forma que ninguna familia pierda su hogar o se vea privada de luz y agua por falta de recursos económicos.

Así será el gobierno de Madrid.

La auditoría municipal

Operaciones urbanísticas > Ahora Madrid promete revisar la "legalidad, pertinencia y adecuación económico-urbanística" de las "megainversiones" realizadas por el Ayuntamiento -incluido el nuevo PGOU, que Botella no tuvo tiempo de sacar adelante- en busca de sobrecostes injustificados y gestiones perversas. Eso incluye medidas urgentes para frenar los posibles "pelotazos urbanísticos" en marcha, como la 'Operación Chamartín', la 'Operación Mahou-Calderón', la quinta torre de la Castellana o el centro comercial de Madrid Río.

El proyecto de la promotora privada Adripabel para el mercado de Legazpi (centro comercial, polideportivo, hotel, mercado gourmet y biblioteca), que no ha sido aprobado definitivamente, quedaría paralizado para escuchar las peticiones del Espacio Vecinal Arganzuela, que reclama gestión pública y dotaciones para el distrito.

Política antidesahucios > Una de las cinco primeras medidas del programa de la lista de confluencia es el fin de los desalojos y la paralización de los desahucios "sin alternativa habitacional". Con Ahora Madrid, la vivienda se convierte "en un derecho", por lo que se creará de forma urgente una Oficina de Intermediación Hipotecaria. El Ayuntamiento estará en permanente contacto con los juzgados con el objetivo de que no se produzcan lanzamientos sin solución habitacional.

La nueva corporación municipal aparca la venta de vivienda pública a fondos 'buitre' que inició el PP -pendiente de resolución judicial- y convertirá la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo en una herramienta para garantizar un piso a las familias sin recursos. Además, buscará como revertir las ventas hechas dentro del marco legal. Tras reunirse con el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, Manuela Carmena hará lo propio con el resto de bancos rescatados y con el 'banco malo' o Sareb para exigirles que cedan pisos para fines sociales.

Pobreza energética y comedores escolares > El acuerdo alcanzado con el PSOE quiere garantizar los suministros básicos "a todos los hogares que no puedan pagarlos" y las necesidades básicas de los menores, "singularmente, las alimentarias". Carmena se plantea abrir los comedores escolares este mismo verano.

Limpieza viaria en MadridContratos de servicios > Botella adjudicó la limpieza de las calles y zonas verdes, la reparación del mobiliario urbano o la gestión de la movilidad en grandes contratos de hasta 12 años de duración. Carmena quiere auditarlos y remunicipalizar estos servicios. Para ello deberá hacer uso de la Ley de Contratos del Sector Público y del Reglamento de Servicios de las Corporaciones Locales. Solo podrá romper los contratos si demuestra que las adjudicatarias han incumplido las condiciones firmadas, que no prestan el servicio o que obstruyen la labor de inspección de la Administración.

Limpieza urgente >Enlaza con el punto anterior. El acuerdo alcanzado con el PSOE para la investidura y plasmado por escrito incluye, en su apartado de 'Medidas adicionales', un Plan Urgente de Limpieza que "dejará Madrid limpia" en los seis primeros meses tras la toma de posesión. La suciedad de las calles es uno de los puntos más criticados por los vecinos.

Impuestos progresivos > Ana Botella se ha despedido del Consistorio anunciando una bajada del 20% en el impuesto del IBI para 2016. Carmena pondría la medida en cuarentena, ya que su intención es implantar una fiscalidad "progresiva" en función del nivel de renta, con bonificaciones a familias, cooperativas y empresas de interés social y medioambiental. También contempla una penalización a las entidades financieras por cada piso en propiedad que permanezca vacío. Ahora Madrid no ha logrado un acuerdo con el PSOE en este punto. Antonio Miguel Carmona solicitaba una rebaja del IBI que Ahora Madrid quiere convertir en un reajuste de las políticas fiscales.

Nave Boëtticher > La catedral de las nuevas tecnologías de Villaverde abrió en marzo, pero este 'cascarón' está semi vacío, pese al protocolo firmado con la Universidad Politécnica y empresas como Telefónica, Ferrovial o Indra. El programa de Ahora Madrid incluye la recuperación "para la ciudadanía" de esté espacio, cuya apertura se ha demorado 12 años.

Finca Torre Arias > Botella quería ceder la antigua quinta condal a un promotor privado para ahorrarse los costes de mantenimiento. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid paralizó en febrero la demolición de varios de los edificios del complejo por su elevado valor histórico. Manuela Carmena defiende que la gestión de esta zona verde sea pública para realizar en ella actividades culturales, agrícolas, ganaderas, de jardinería, oficios...

Consulta aquí más noticias de Madrid.