Exponen en paralelo la obra de tres maestros de la sensualidad: Newton, Horvart y Brodziak

  • La Fundación Helmut Newton contrapone la obra del fotógrafo del 'erotismo frío' con las de dos retratistas que se mueven en el mismo terreno.
  • El francés Frank Horvat (1928), un clásico de las imágenes de moda en los años cincuenta y sesenta, fue uno de los pioneros en introducirse en la foto digital.
  • Szymon Brodziak (1979), nacido en Polonia, es un profesional de 'taller' famoso por ser el primero en producir calendarios de coches de lujo con carga erótica.
David Bowie retratado en una habitación de hotel en 1983 por Helmut Newton
David Bowie retratado en una habitación de hotel en 1983 por Helmut Newton
© Helmut Newton Estate

La Fundación Helmut Newton de Berlín (Alemania), montada por el archifamoso fotógrafo poco antes de su muerte tras un accidente de automóvil en 2004, sigue sacando de los archivos la numerosa obra del artista del voyeurismo. La segunda exposición de la obra en préstamo del artista se presenta en un nuevo formato: se exhibe en paralelo con la de otros dos artistas que siguen sendas similares a la del maestro.

De esta forma, tres muestras convergen al mismo tiempo: 70 imágenes de Newton; House with Fifteen Keys (La casa con 15 llaves), de Frank Horvat, y One (Uno), de Szymon Brodziak. Aunque no se trata de una contraposición —las fotos de cada uno no conviven: están en salas diferentes—, sí hay un interés por mostrar la huella de Newton, especialista en un erotismo frío y calculado, en otros artistas.

'Notables colegas'

Las exposiciones, programadas entre el 4 de junio y el 15 de noviembre, agrupan 300 imágenes de tres "notables colegas" que se mueven por terrenos similares: la sensual mezcla de lujo decadente, erotismo y perfección técnica. Son fotógrafos que escenifican cada toma, que dejan poco margen a la naturalidad porque prefieren las composiciones cerradas y que venden, sobre todo, cuerpos femeninos de poderosa perfección y cierto aire dominante.

Horvat —nacido en 1928 en Abbazia, una localidad italiana que pertenece a Croacia y se llama Opatija, pero nacionalizado francés y residente en París— fue uno de los grandes de las fotos de moda en los años cincuenta y sesenta. Mucho más joven, el polaco Brodziak (1979) adquirió notoriedad por ser el primero en cargar con erotismo los calendarios de los coches de lujo Porsche.

El grupo más numeroso de fotos (200) es de Horvat —una de sus máximas es que "la fotografía es el arte de no pulsar el disparador", dado que la imagen está ahí antes de ser convertida en foto—, uno de los profesionales con más prestigio del siglo XX pese a que nunca ha superado la segunda división y, quizá porque se ha prodigado con cierta discreción personal, nunca ha figurado entre los santones del género.

Lo más importante de su legado

Hijo de médicos y enganchado a las fotos desde los 15 años, ha trabajado en publicidad y como reportero —fue miembro de la agencia Magnum entre 1958 y 1961—.

La notoriedad de Horvat, que en 1989 fue uno de los primeros profesionales en apostar por la tecnología digital, procede de su trabajo anterior para revistas de moda de referencia, entre ellas Vogue en la etapa de la mítica editora Diana Vreeland—. Como otros profesionales de la mitad del siglo pasado, sacó la moda a la calle y combinó la presencia magnética de las modelos con personas corrientes y molientes de los escenarios urbanos. La selección que muestra en Berlín fue realizada por él mismo y condensa "lo más importante de su legado", precisan los organizadores de la muestra.

Brodziak, que expone por primera vez en Alemania, presenta una serie de "orquestaciones fotográficas" que utilizan los desnudos femeninos con "gracia natural y provocativa estilización". Admirador del "erotismo sutil" y la "elegancia femenina", el polaco, un licenciado en Economía que abandonó el ejercicio de la profesión para entregarse a la fotografía, sostiene que las fotos han de ser una metáfora de realidad y fantasía.

Se reserva para el concepto y el disparador

"Lo que ves es lo que eres", reza el lema de este profesional de taller que trabaja siempre rodeado de un equipo de equipo de ayudantes, iluminadores, maquilladores, estilistas... Brodziak, como hacía Newton, se reserva para el concepto y disparar el obturador.

Las obras del par de artistas invitados se completan con 70 retratos realizados por Newton a lo largo de su dilatada carrera profesional y personal —nació en Berlín en 1920 en una familia acomodada que huyó de los nazis y residió en Australia, Londres, París, Monte Carlo y Los Ángeles—. Uno de los fotógrafos favoritos de varias de las ediciones internacionales de Vogue, trabajó infatigablemente, editó numerosos libros y estableció un estilo muy imitado basado en el voyeurismo y los bodegones anatómicos, donde los cuerpos femeninos aparecen dotados de una presencia dominante e iluminados con una perfección fría.

En la nueva exposición destacan una serie de retratos en color de "celebrities en sus dormitorios". Aparecen, entre otros, el pintor David Hockney, la actriz Charlotte Rampling y el músico David Bowie en "ambientes íntimos en los que nunca antes habían sido mostrados", dicen los organizadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento