Momentos de la Cumbre de las Américas de Panamá
De izquierda a derecha y de arriba abajo: el saludo entre Obama y Castro, el partido de fútbol de Evo Morales, la visita deMaduro al barrio El Chorrillo y una protesta de la V Cumbre de los Pueblos Indígenas Abya Yala. EFE

La VII Cumbre de las Américas ha estado marcada por el histórico reencuentro entre Estados Unidos y Cuba, pero la "cumbre de la reconciliación" ha tenido otros momentos estelares. Estos son los algunos de los más comentados de la reunión.

Apretón de manos histórico entre Obama y Raúl Castro

Ocurrió de "casualidad" en la noche del viernes durante la entrada de dignatarios a la ceremonia de apertura de la Cumbre, los 10 segundos de "interacción" entre Obama y Castro pasarán a la historia como la reconciliación más esperada del continente.

El enfrentamiento entre Estados Unidos y Venezuela

En una cumbre marcada por el "inicio del fin de la Guerra Fría", como calificó el canciller chileno, Heraldo Muñoz, el deshielo de relaciones entre Washington y La Habana, el recrudecimiento de las tensiones entre Estados Unidos y Venezuela se ha convertido en la preocupación de muchos dirigentes en Panamá.

En su discurso, Maduro ha tendido la mano a Obama, pero le ha dicho que primero EE UU debía "reconocer la independencia y soberanía" de Venezuela. "Si no reconocen nuestra revolución seguirán estrellándose en el mismo muro de aislacionismo", dijo el sucesor del fallecido Hugo Chávez asegurando que las élites de EE UU creyeron que con la muerte del anterior presidente venezolano "la revolución bolivariana se acababa".

Paseo por el barrio El Chorrillo de Maduro

Al dirigente venezolano no le bastó con darse un paseo por ese popular barrio panameño sino que apadrinó la reivindicación de sus moradores para que Obama pida perdón por la invasión de Panamá de 1989 e indemnice a las víctimas que causó la intervención.

Caceroladas contra Maduro

Los vecinos de al menos siete edificios cercanos al centro de convenciones, muchos de ellos venezolanos, protestaron durante la llegada de Nicolás Maduro a la ceremonia de apertura de la Cumbre con una sonora cacerolada que se escuchó hasta dentro del centro de prensa.

No ha sido la única: este sábado volvieron a protestar cuando el presidente venezolano tomó la palabra en la sesión plenaria de jefes de Estado y de Gobierno. Además de golpear cacerolas, muchos vecinos gritaban "Fuera Maduro" y agitaban banderas venezolanas.

Las peleas entre disidentes y oficialistas cubanos

Una de las actividades paralelas de la Cumbre, el Foro de la Sociedad Civil, estuvo marcada por los enfrentamientos físicos entre los delegados oficialistas cubanos y los opositores, hasta el punto que la Policía tuvo que intervenir en varias ocasiones para poner fin a las peleas.

La Cumbre de los Pueblos Indígenas Abya Yala

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha sido la única líder de la región que se ha perdido la Cumbre de las Américas La celebración de la V Cumbre de los Pueblos Indígenas Abya Yala, paralela a la VII Cumbre de las Américas, ha permitido que las comunidades indígenas reivindiquen un mayor protagonismo en el mundo político y económico del continente.

El partido de fútbol de Evo Morales

La pasión del presidente boliviano por el fútbol es bien conocida y en Panamá, Morales aprovechó su presencia en la cumbre paralela de los Pueblos para jugar un partido con líderes indígenas de la región.

La ausencia de la presidenta Bachelet

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha sido la única líder de la región que se ha perdido la histórica "cumbre de la reconciliación" debido a las graves inundaciones que han afectado el norte de Chile.

La llegada de 'La Bestia'

En una ciudad como Panamá atenazada a diario por los atascos de tráfico, la llegada de 'La Bestia', la limusina blindada y con tecnologías de la 'guerra de las galaxias' que utiliza el presidente estadounidense en todos sus desplazamientos terrestres, se ha convertido en tema de conversación de muchos conductores panameños.

Rifirrafe entre agentes de seguridad y periodistas

Si en la anterior cumbre —celebrada en 2012 en Colombia—, el escándalo salpicó a agentes del Servicio Secreto estadounidense por llevar prostitutas a sus hoteles, en esta ocasión la polémica ha rodeado a un miembro del dispositivo de seguridad del presidente de Bolivia, Evo Morales, que atacó con un 'taser' (pistola eléctrica) a un cámara a la llegada del mandatario a la última jornada de la cumbre.

Un tumulto de periodistas internacionales y nacionales esperaba la llegada de los presidentes americanos al centro de convenciones Atlapa, cuando un miembro del comité de seguridad del mandatario boliviano disparó con una pistola eléctrica a un cámara de una televisión local. Inmediatamente, los colegas presentes se echaron encima de él, lo que provocó la intervención del cuerpo de seguridad del recinto.

Las quejas entre los profesionales que cubren la reunión de jefes de Estado se sucedieron en los pasillos de Atlapa y las redes sociales ardieron al minuto.
Un jefe de seguridad de recinto tuvo que salir a dar explicaciones del incidente.