Accidente en los Alpes del avión de Germanwings: lo que se sabe y lo que no del siniestro

Una persona mira en la pantalla de su ordenador la página de Flightradar24 en la que se muestra un Airbus A320, similar al de la compañía Germanwings (la compañía de bajo coste de Lufthansa), en el viajaban 148 personas, entre pasajeros y tripulantes que se ha estrellado en los Alpes Haute Provence, en el sur de Francia y que despegó del aeropuerto de Barcelona con destino a Dusseldorf.
Una persona mira en la pantalla de su ordenador la página de Flightradar24 en la que se muestra un Airbus A320, similar al de la compañía Germanwings (la compañía de bajo coste de Lufthansa), en el viajaban 148 personas, entre pasajeros y tripulantes que se ha estrellado en los Alpes Haute Provence, en el sur de Francia y que despegó del aeropuerto de Barcelona con destino a Dusseldorf.
Zipi / EFE

Un avión Airbus A320 de la compañía alemana Germanwings (filial 'low cost' de Lufthansa), que efectuaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf, se estrelló este martes en la región de los Alpes Haute Provence (sur de Francia) con 150 personas a bordo.

Este siniestro, del que por el momento se desconocen las causas y la identidad de los pasajeros (se sabe que hay españoles entre los fallecidos), deja en el aire muchas incógnitas que las autoridades están intentando esclarecer.

Lo que se sabe

  • La ruta que cubría y el número de pasajeros

Se trata del vuelo 4U9525 que viajaba desde Barcelona hasta Düsseldorf (Alemania). Despegó del aeropuerto de El Prat a las 9.57 hora peninsular española, según se puede ver en la web de Flightradar24.com. A bordo viajaban 150 personas, 144 pasajeros y 6 miembros de la tripulación.

Sin embargo, tras alcanzar los 38.000 pies (11.582 metros, velocidad de crucero), en torno a las 10.27 hora peninsular española, comenzó a perder altura y caer durante ocho o nueve minutos antes de estrellarse a una velocidad de 700 kilómetros por hora, según la animación de Flightradar.

Lo relevante de este accidente, según el secretario del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), Álvaro Gammicchia, es que el avión se estrellara durante la fase de crucero ya que se supone que es "menos crítica" que la de despegue y la de aproximación y aterrizaje.

La pista del avión se perdió a los 6.000 pies de altura (2.072 metros), tal y como se aprecia en el gráfico.

Según el CEO de Germanwings, el piloto del avión era experimentado, con más de 6.000 horas de vuelo.

  • El lugar del accidente

El avión se estrelló cerca del municipio de Prads-Haute-Bléone, un pueblo francés de montaña de 180 habitantes situado en el departamento de Alpes de Haute Provence. El monitor de esquí y guía de montaña Mathieu Subé, vecino de la localidad vecina de Barcelonette, describe la zona del siniestro como un destino habitual de senderistas y alerta de que el "fuerte viento" que se ha desatado está obligando a los helicópteros a volar "muy alto".

  • Tipo de avión siniestrado

Es un Airbus A320, el aparato emblema de este fabricante aeronáutico europeo y del que en la actualidad operan en todo el mundo 6.191 aeronaves. Los A320, familia que se compone de los aparatos A318, A319, A320 y A321, son aviones bimotor de un solo pasillo con capacidad para entre 107 y 220 pasajeros.

Pueden recorrer hasta 3.000 millas náuticas (5.556 kilómetros) sin repostar y son los aparatos más utilizados, por ejemplo, para recorridos de media distancia en Europa. Su versión más grande mide 44,51 metros de longitud, 34,10 metros de envergadura y 12,11 metros de altura y al despegue suma 93.500 kilos de masa con el depósito lleno.

Cuentan con ese tipo de aviones en su flota compañías aéreas como la francesa Air France, la británica Easy Jet, la asiática China Southern, la estadounidense US Airways, la brasileña TAM o la española Iberia, entre otras, además de la alemana Lufthansa, cuya filial de bajo coste, Germanwings, operaba el avión siniestrado.

El último control exhaustivo al avión tuvo lugar en verano de 2013, ha asegurado este martes en rueda de prensa el CEO de Germanwings. Además, el avión siniestrado había acumulado aproximadamente 58.300 horas de vuelo en unos 46.700 vuelos, según los datos aportados por Airbus.

  • Una ruta conocida

Álvaro Gammicchia, secretario general del SEPLA, asegura en declaraciones a TVE que esta ruta "no supone ningún problema, es una ruta normal en la que hay suficientes aeropuertos en esa ruta para socorrer ante cualquier inconveniente".

  • Condiciones meteorológicas

Por otro lado, las condiciones meteorológicas en el momento del accidente eran "normales", según los servicios regionales de Météo-France. "La situación era más bien tranquila, sin nubes en el nivel de crucero del avión, con vientos moderados, sin turbulencias, ni escarcha, explicó la portavoz.

  • La hora exacta del accidente y si hubo aviso de socorro

La conexión con el aparato se perdióa las 10.53 h, según el CEO de Germanwings, Thomas Winkelmann, y posteriormente el avión se estrelló.

Además, la Dirección General de Avión Civil francesa ha negado que el piloto del avión lanzara una llamada de socorro en torno a las 10.47 hora peninsular española: "La aeronave no realizó ninguna llamada de socorro, pero la combinación de la pérdida del contacto por radio y el descenso de la aeronave llevaron al controlador a aplicar la fase de la alerta", ha dicho un portavoz.

De hecho, la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal confirmó que el contacto los pilotos del avión de Germanwings se perdió unos 20 minutos antes del choque. La torre de control de la localidad francesa de Aix-en-Provence, en el sur del país, pudo hablar por última vez con la cabina a las 10.30 hora local (09.30 GMT), en un momento en que el avión se encontraba a 11.400 metros de altitud.

Los controladores indicaron a los pilotos que mantuvieran ese nivel de vuelo y que se pusieran en contacto con la torre posteriormente, y recibieron la confirmación desde la cabina. Un minuto después, no obstante, el avión comenzó a descender sin autorización, y los pilotos, según la ministra, no respondieron a la llamada de los controladores cuando estos les preguntaron por la pérdida de altura.

Lo que no se sabe

  • Cuántos españoles viajaban e identidades

Según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha adelantado que entre los pasajeros del avión siniestrado en los Alpes "hay 45 apellidos españoles". Sin embargo, no se ha hecho oficial la lista con las identidades y nacionalidades de las víctimas del accidente, aunque ya se conocen algunos de ellos.

Fuentes de Fira de Barcelona han confirmado que dos de sus empleados viajaban en el aparato, aunque no han facilitado más detalles de sus identidades. Por otra parte, fuentes del sindicato UGT en Delphi han precisado que entre los pasajeros hay dos empleados de la planta que esta compañía tiene en Sant Cugat del Vallès (Barcelona): un delegado sindical de la UGT y Rogelio Oficialdegui Tina, responsable de Recursos Humanos de la planta y de origen navarro.

El exempleado de la firma gallega Inditex Josep Sabaté Casellas, que esperaba el nacimiento inminente de cuarto hijo, es otra de las víctimas del accidente. Sabaté trabajaba para la firma alemana Esprit desde julio de 2014.

Al menos ocho gerundenses viajaban en el avión accidentado: como mínimo seis trabajaban en cuatro empresas alimentarias y de mecánica de la provincia (Banyoles, Cornellà de Terri y Girona) y volaban a Düsseldorf para asistir a la feria Anuga Food Tec.

Un vecino de Lorca y otro de Águilas (Murcia) figuran en la lista de pasajeros del avión, según han confirmado fuentes tanto del Ayuntamiento de Lorca y de Águilas. También varios trabajadores de la empresa NutriSport, que elabora bebidas y alimentos para deportistas, y una empleada de Desigual.

Entre las víctimas alemanas, la multinacional química Bayer ha confirmado que al menos un colaborador suyo y la mujer de otro empleado viajaban en el avión.

Además, el ayuntamiento de Llinars del Vallèès ha confirmado que 16 alumnos alemanes de cuarto de ESO y dos profesoras que habían realizado un intercambio escolar en un instituto de esta localidad barcelonesa iban en el aparato estrellado.

El ministro de Exteriores de Bélgica también ha confirmado que un ciudadano belga que residía en Barcelona se encuentra entre las víctimas del accidente.

  • Las causas del accidente

Esa es la cuestión que los expertos reunidos en diferentes gabinetes de crisis (en España y Francia) están intentando averiguar. El ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, ha anunciado que se desplazará al lugar y que Alemania enviará a expertos para ayudar en la investigación del siniestro.

El piloto Álvaro Gammicchia ha señalado que en un escenario como este podría deberse a algo que impida continuar el vuelo, ya sea por un fallo estructural del avión o por un elemento externo. Otra opción, ha añadido, sería una pérdida de control en vuelo.

Por su parte, el Ejecutivo francés no descarta ninguna hipótesis, incluida la terrorista: "Van a explorarse todas las pistas, incluida la terrorista, aunque esta última hipótesis no es la prioritaria", indicó el portavoz del Ministerio del Interior galo, Pierre-Henry Brandet. De hecho, una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca ha comentado que "no hay indicios de un nexo con el terrorismo en este momento".

En opinión de Beatriz Jerez, controladora aérea que trabaja en el Centro de Control de Madrid, la caída y la posterior desaparición de los radares apunta a "un fallo masivo y absolutamente repentino", puesto que las condiciones meteorológicas en la zona no eran desfavorables.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, reconoció este miércoles que la caja negra del avión de la aerolínea Germanwings está dañada pero será posible analizarla. En una entrevista a la emisora RTL, el ministro indicó que va a ser posible reconstituir los datos de esa caja, la que graba las conversaciones de los pilotos, para tratar de esclarecer lo sucedido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento