Uno de los condenados por el 'caso Faisán' pide su indulto

El ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiés (i), y el exinspector José María Ballesteros (d), acusados de colaborar con ETA por desvelar en 2006 una operación contra la banda terrorista, al inicio del juicio del denominado 'caso Faisán'.
El ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiés (i), y el exinspector José María Ballesteros (d), acusados de colaborar con ETA por desvelar en 2006 una operación contra la banda terrorista, al inicio del juicio del denominado 'caso Faisán'.
Emilio Naranjo / EFE

El inspector jefe José María Ballesteros, uno de los dos condenados a un año y medio de prisión por el 'caso Faisán', ha pedido el indulto total al Ministerio del Justicia.

Además, la defensa del policía ha solicitado a la Audiencia Nacional la suspensión de su pena mientras se resuelve su petición de medida de gracia.

Según el escrito de once páginas al que ha tenido acceso el diarioEl Mundo, Ballesteros comenta que se limitó "a cumplir un cometido policial, la orden de un superior, no sólo de un superior, sino del jefe superior de Policía del País Vasco, pero evidentemente sin conocimiento alguno del cometido".

El Supremo confirmó la semana pasada las penas de un año y medio de prisión y cuatro de inhabilitación que la Audiencia Nacional impuso a Enrique Pamies y a Ballesteros por el chivatazo a ETA en 2006, que frustró una operación contra la red de extorsión de la banda.

El fallo del alto tribunal les condena por revelación de secretos y confirma que no hubo colaboración con ETA en la conducta de los dos policías, criterio que basa en que la Audiencia Nacional estableció que la intención de los agentes no fue ayudar a ETA, sino favorecer su fin a través de la negociación.

El Supremo confirma que el 4 de mayo de 2006, Pamies dio un soplo al dueño del bar Faisán de Irún, Joseba Elosua, y que lo hizo con la "colaboración imprescindible" de Ballesteros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento