El rey Juan Carlos y el príncipe Felipe, pasado y futuro unidos también por el deporte

El yey Juan Carlos practicando vela.
El yey Juan Carlos practicando vela.
ARCHIVO

El rey Juan Carlos ha abdicado en favor de su hijo Felipe. Pasado y futuro —hasta ahora— se unen en el presente. Dos generaciones en las que el deporte tiene un lugar destacado.

Ambos, asiduos practicantes, apoyan con fervor al deporte español en cada evento. Ambos son, desde hace años, la cara visible en las competiciones donde nuestros deportistas han hecho un gran papel.

Ahora, a sus 46 años, Felipe pasará al primer plano en las competiciones deportivas que llevan el nombre del rey, como la Copa del Rey de fútbol, entre muchos otros.

Si echamos la vista atrás, en la vida de Juan Carlos I el deporte ha ocupado un lugar muy destacado. El que ha sido durante los últimos 39 años rey de España, a lo largo de su vida ha practicado varios deportes, sobre todo el esquí, la caza y la vela. Según describe la casa real, Juan Carlos I "apoya la práctica deportiva como escuela de formación de indudable valor social".

Así, la presencia de los reyes y la familia real y su estímulo a los equipos olímpicos españoles es constante y tuvo especial relieve durante los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, en los que participó su hijo. Algo que él había hecho veinte años antes, cuando participó en las Olimpiadas de Múnich de 1972.

También es amante del esquí, la equitación, la aeronáutica, el tenis, el kárate y el judo y la caza. Este último deporte le ha traido más de un quebradero de cabeza al monarca.

Una de las últimas apariciones del Rey, junto a la Reina Sofía, ambos siempre cariñosos con los deportistas españoles, fue el pasado 24 de mayo en Lisboa, en la final de la Liga de Campeones de fútbol, la primera en la que se enfrentaban dos equipos de una misma ciudad y en la que el Real Madrid logró su décimo título frente al Atlético de Madrid.

Apenas un mes antes, el 18 de abril en Valencia, Don Juan Carlos entregó su última Copa de la competición que lleva su nombre al capitán del Real Madrid, Iker Casillas, tras imponerse en la final al Fútbol Club Barcelona.

El futuro también estará marcado por el deporte

El príncipe Felipe, por su parte, es un consumado deportista, practica entre otros deportes el squash y el esquí, aunque en el que más destaca es la vela, modalidad en la que participó en los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona.

Compite en la modalidad 'Soling', con el yate "Aifos" (Sofía al revés), aunque también lo ha hecho en las clases 'Optimist', '420', '470', y 'Crucero'. Sus compañeros de tripulación son Fernando León y Alfredo Vázquez.

En 1989 su embarcación quedó primera en el campeonato de España en la clase 'Soling', lo mismo ocurrió en 1990, al igual que en la Copa España; ese mismo año quedó quinto en el campeonato del mundo. En 1991 volvió a triunfar en el V Campeonato de España, y quedó cuarto en el mundial Match Race.

Sus clasificaciones en el Campeonato Mundial le permitieron estar presente en Barcelona como integrante del equipo olímpico español, para el que fue seleccionado el 27 de enero de 1992. Su embarcación consiguió el 15 de marzo de 1992 la victoria en la Copa de España de Vela de clases olímpicas, con lo que se aseguró su clasificación para los Juegos Olímpicos.

Llegó a la Villa Olímpica el 12 de julio, convirtiéndose en el primer deportista español acreditado en la residencia olímpica. El 25 de julio abanderó la delegación española, en un desfile largamente ovacionado por el público, que provocó momentos de emoción como el simbolizado por las lágrimas de la Infanta Elena o los aplausos de la Reina. Respecto a su actuación en las Olimpiadas, el príncipe Felipe con su equipo quedó descalificado el 3 de agosto, al no clasificarse para las semifinales de "match-race" de la clase 'Soling', finalizaron la competición en sexto lugar. El príncipe manifestó "han sido los mejores Juegos y no sólo en vela, sino en todo el deporte olímpico".

Participa también en la Copa del Rey de Vela, que se disputa en aguas mediterráneas.

Felipe es también un amante del esquí y el squash. Además, es un gran aficionado al fútbol y seguidor del Atlético de Madrid. Algo que choca frontalmente con su padre, que se decanta más por el Real Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento