Fernández Díaz no descarta un pacto sobre inmigración que incluya quitar las concertinas

Varios operarios colocan concertinas a lo largo del perímetro fronterizo de Melilla.
Varios operarios colocan concertinas a lo largo del perímetro fronterizo de Melilla.
F.G. GUERRERO / EFE

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha mostrado este miércoles dispuesto a "pactar en todo aquello que sea razonable" con la oposición para llegar a un gran acuerdo sobre inmigración "que es necesario para España", y no ha descartado que ese pacto incluya la retirada de las concertinas.

"Cada cosa a su tiempo", ha contestado a los periodistas en los pasillos del Congreso preguntado sobre si el ministerio estaría dispuesto a retirar la cuchillas de las vallas de Ceuta y Melilla para lograr el acuerdo.

Fernández Díaz ha afirmado que una delegación de la Comisión de Interior de la Cámara baja debería desplazarse hasta la frontera de ambas ciudades autónomas para extraer "sus conclusiones en relación con quién instaló y cuándo se instalaron esas concertinas". "Que las vean con sus propios ojos", ha añadido.

"A partir de ahí que juzguemos desde el conocimiento de la verdad, porque no podemos hacer una cosa y decir la contraria", ha continuado.

Fernández Díaz ha recordado que las cuchillas de Ceuta ya estaban instaladas en la valla y que en Melilla se han colocado "en un trozo muy concreto y determinado".

Comparecencia en el Congreso

Sobre la comparecencia de este miércoles por la tarde en la Comisión de Interior del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, el ministro ha asegurado que "va a dar certera información sobre la tragedia y las circunstancias que concurren en la inmigración ilegal".

El titular de Interior ha señalado que toda la información que va a ofrecer Martínez se ha puesto ya a disposición judicial y ha destacado "la muestra de transparencia" que está dando el ministerio.

Ha recalcado su deseo de que tras esa intervención pueda llegarse a un gran acuerdo sobre inmigración con todas las fuerzas políticas posibles, pero especialmente con el PSOE, porque para pedir a Europa que "asuma como política europea el fenómeno de la inmigración lo primero que es razonable exigir es que sea también una política española".

Impulso "importante" en la UE

En línea similar se ha manifestado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha señalado que el problema de la inmigración irregular no sólo debería ser "objeto de un pacto" en España sino que habría que darle un impulso "importante" también en la Unión Europea.

Esta ha sido su respuesta, también en los pasillos del Congreso, cuando los periodistas le han preguntado si el Ejecutivo está trabajando para consensuar con las fuerzas políticas un pacto en materia de inmigración. Hay que trabajar "todos juntos" para que la UE tome "más medidas y ser mucho más eficaces", ha añadido.

Según ha explicado, tiene que haber "mucha más" coordinación y hay que incidir en los ejes de una política de inmigración ordenada "por la vía de la legalidad", establecer mecanismos para colaborar con los países de origen y de tránsito para que sus ciudadanos no tengan que marcharse y, además, "ser eficaces en el control y la represión de las mafias".

En opinión de la vicepresidenta, existen "elementos suficientes" en el conjunto de Europa para cambiar los sistemas y normas que se consideren necesarios.

Acaba de ocurrir otra tragedia cerca de las costas turcas y griegas, ha recordado, lo que demuestra que la frontera sur es una frontera del conjunto de la UE y "merece ser reforzada".

Sobre la posibilidad de contemplar algunas medidas que propone la oposición, como la retirada de las concertinas que defiende el PSOE, Sáenz de Santamaría se ha remitido a la comparecencia del secretario de Estado de Seguridad. Será "un buen momento" para conocer las opiniones y la posición de cada uno. "A partir de ahí trabajaremos", ha afirmado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento