Sólo en el barrio del Carmel, en los últimos diez días han sido sustraídos veinte, según la Asociación Dama. El destino de estos animales, según la protectora, sería venderlos para servir de entrenamiento a perros dedicados a las peleas ilegales o bien ser puestos en venta a través de Internet. La protectora aconseja no dejar a los perros sueltos, dentro del coche o atados en la puerta de un comercio.