El primer acto de homenaje a las 191 víctimas del 11-M ha comenzado con un gesto llamativo. Cuando don Juan Carlos llegó a la catedral de la Almudena se dispuso a saludar a las autoridades, empezando por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su mujer, que se encontraba junto a él.

Tanto la reina Sofía, princesa Letizia como la infanta Elena besaron y saludaron a Pilar Manjón Sin embargo, fue un gesto realizado cuando se dirigió hacia las representantes de las diversas asociaciones de víctimas del terrorismo el que no ha pasado desapercibido.

Con todas se detuvo unos instantes e intercambió unas palabras, salvo con Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados del terrorismo, la mayoritaria de las víctimas de los atentados de Atocha, a la que se ha limitado a estrechar la mano con frialdad.

Todo lo contrario hicieron tanto la reina Sofía, princesa Letizia como la infanta Elena, que besaron a Manjón y la saludaron al igual que hicieron con Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Domínguez, responsable de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, y Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo.

Desde la asociación que preside Pilar Manjón han aclarado a 20minutos.es que "normalmente en un día como éste no hace declaraciones. Hemos hablado esta mañana con ella y no nos ha comentado nada al respecto", han indicado.

La casa real, por su parte, ha restado importancia al gesto: "No se hace distinción entre ninguna asociación", han asegurado a 20minutos.es.

Ceremonia de homenaje a las víctimas

Tras el saludo a la entrada, Rouco Varela acompañó a todos ellos al interior del templo, para oficiar una ceremonia que ha reunido a los distintos colectivos de afectados por primera vez desde hace siete años, cuando asistieron juntos a la inauguración del monumento de homenaje a las víctimas erigido frente a la estación de Atocha.

Entre las numerosas autoridades que asistieron a esta misa solemne de homenaje y recuerdo a las víctimas de la mayor masacre terrorista perpetrada en España se encuentran los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y el Senado, Pío García Escudero, así como los ministros de Justicia, Alberto Ruiz Gallarón, e Interior, Jorge Fernández Díaz.

También estuvieron presentes el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, la alcaldesa de la capital, Ana Botella, y la defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Igualmente acudieron dirigentes políticos como el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, el líder socialista madrileño, Tomás Gómez, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y diversos portavoces parlamentarios.