El PSOE ha arrebatado este viernes al PP la alcaldía de Ponferrada (León) gracias a una moción de censura que presentó con el apoyo de Independientes Agrupados de Ponferrada (IAP). Esta organización está liderada por Ismael Álvarez, exalcalde 'popular' condenado por acoso en el conocido como 'caso Nevenka'.

Samuel Folgueral sucede al frente del Consistorio a Carlos López Riesgo, compañero de filas durante años de Álvarez, que dimitió como regidor de la localidad hace diez años tras ser condenado por acoso sexual a la exconcejal de su equipo de Gobierno Nevenka Fernández. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León le obligó a indemnizar a Fernández con 12.000 euros y a pagarle una multa de 6.480, que fue rebajada a 2.160 por el Supremo.

Con la aprobación de esta moción, que se ha producido en un pleno tenso y abarrotado de público, se ha puesto fin a cerca de 18 años de Gobierno municipal del PP en Ponferrada. Desde 2011 gobernaba con mayoría simple, con 12 concejales frente a ocho del PSOE y cinco de IAP.

Una decisión "insoportable"

La forma en la que los socialistas de Ponferrada se han hecho con la alcaldía no ha sido bien recibida por la dirigente del partido a nivel nacional Carme Chacón. La diputada ha considerado que es “insoportable” que el PSOE vaya a gobernar el Ayuntamiento de Ponferrada "por el voto de un acosador". "Es insoportable como socialista que cualquier día, pero sobre todo hoy [en referencia al Día Internacional de la Mujer], vayamos a gobernar Ponferrada por el voto de un acosador sexual. Yo, contraria", ha escrito Chacón en su cuenta de Twitter.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, también ha sacado a colación el día que se conmemora el 8 de marzo al ser preguntada por este asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La número dos del Ejecutivo ha recordado que no se pronuncia sobre "posiciones de partidos políticos" pero ha pedido que se "tenga presente" que "determinados delitos" son de "naturaleza intolerable en nuestro país" y hay que darles el "trato adecuado".

Rubalcaba ordena al alcalde que renuncie

La moción de censura ha causado malestar en las filas del PSOE, aunque la dirección federal se ha pasado todo el día intentando justificar el acuerdo. De hecho, el secretario de Organización, Óscar López, la ha avalado en un comunicado remitido a los medios y ha señalado que gracias al acuerdo alcanzado por sus compañeros de Ponferrada "hay un acosador menos en política”.

López ha subrayado que dicho acuerdo incluía la condición taxativa de que Álvarez abandonara la política. Pero según fuentes de la dirección federal consultadas por Efe, preveía que dimitiera antes de la aprobación por parte del pleno y no después.

Álvarez afirma que nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causaAnte esta situación, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha ordenado rectificar la decisión. En un comunicado, el líder socialista subraya que "no comparte cómo se han hecho las cosas" y explica que ha ordenado que el regidor elegido renuncie para que sólo una vez que Ismael Álvarez haya presentado su dimisión y haya abandonado la política se pueda volver a retomar la elección de alcalde.

Durante el pleno municipal, el líder de IAP ha recordado precisamente que este sábado presentará su renuncia como concejal, tal y como había adelantado. El exalcalde ha querido defenderse afirmando que nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa. "Algunos lo hemos sido cuatro, seis y hasta catorce veces. Ya está bien. Me parece incoherente que a un mismo tema se le ponga color blanco cuando conviene verlo blanco y gris cuando conviene verlo gris", ha dicho.

El socialista Samuel Folgueral se ha comprometido por su parte a trabajar para que la ciudad alcance mayores cotas de bienestar basándose en conceptos como el ahorro, la eficiencia y la responsabilidad. El nuevo alcalde ha señalado que la moción ha sido un paso adelante necesario para defender a Ponferrada.

Consulta aquí más noticias de León.