Bartolomé González y María Isabel Redondo
Bartolomé González y María Isabel Redondo, los diputados fotografiados jugando al 'Apalabrados'. ARCHIVO

Los diputados del Partido Popular en la Asamblea de Madrid Bartolomé González y María Isabel Redondo han logrado convertirse en el tema de conversación de las redes sociales. Su éxito no se debe a la cantidad ni a la originalidad de las iniciativas que han presentado sino a que han sido pillados in fraganti jugando al Apalabrados en segunda fila de la sala mientras el pleno de la asamblea debatía un tema tan poco trivial como la privatización de seis hospitales y de una parte de los centros de salud.

Cuando el personal de la sanidad madrileña llevaba un mes de movilizaciones en contra del proyecto de privatización y más de cinco millones de españoles se afanan por encontrar un trabajo, estos dos diputados empleaban su tiempo parlamentario en matar el rato.

El escándalo ha sido mayúsculo y tanto Bartolomé González como María Isabel Redondo ya han pedido disculpas a través de Twitter, donde les están llamando de todos menos guapos. "Mil perdones. No vale ninguna excusa", ha dicho González. "Lamento mucho lo sucedido. No hay excusa. Y por supuesto, no volverá a suceder. Lo siento", ha escrito Redondo.

En lo que va de legislatura Bartolomé ha presentado dos iniciativas

Puede que haya quien piense que Bartolomé González como María Isabel Redondo eran hasta ahora nombres poco conocidos para el gran público. En el caso de María Isabel quizá tengan razón. Nacida en Madrid, en 1962, es doctora en Historia y Licenciada en Filosofía y Letras. Ha sido diputada de la Asamblea en la VI, VII, VIII y IX legislaturas y preside la Comisión de Familia y Asuntos Sociales. Además es portavoz adjunta de Educación. Desde abril ha presentado cuatro iniciativas/preguntas parlamentarias, según consta en el buscador de la web de la Asamblea.

Antes de disculparse en Twitter, Redondo había utilizado la conocida red social para anunciar, entre otras cosas, el nacimiento de Jesús: " Otro año más el Niño Dios vuelve a nacer. Feliz Nochebuena y muy Feliz Navidad!!!!" o para retuitear a quien criticaba a Tomás Gómez "por su falso encierro por la Sanidad". Tras las disculpas volvió a entrar en Twitter para escribir: "Después de muchos años de actividad parlamentaria he cometido un error impropio de mi".

Alcalde controvertido

Otro caso bien distinto es de Bartolomé González. Nacido en Alcalá de Henares en 1968, a cuya alcaldía llegó en 1995, Bartolo, como lo llaman cariñosamente, es un hombre muy conocido, no solo en su ciudad.

Conocido por su carácter afable y su manera personalista de interpretar la política (que incluso le acarreó acusaciones de enchufismo),  dejó la alcaldía de Alcalá antes del verano para dedicarse de lleno a su mujer y sus dos hijos adolescentes. Sus críticos, sin embargo, veían detrás de su renuncia motivos económicos: el Ayuntamiento afrontaba una deuda inmanejable de más de 93 millones de euros. Su sueldo como alcalde era de 100.000 euros y en un gesto de 'austeridad' renunció a cuatro de sus ocho guardaespaldas.

Los que lo conocen destacan su astucia política y su carácter exigente

Otros atribuían su repentino deseo de privacidad a una maniobra consensuada con el presidente Ignacio González para trabajar tranquilamente en la renovación del partido tras la marcha de Esperanza Aguirre. Con ambos mantiene una relación estrecha y de confianza, de hecho Agurre lo designó como presidente de la Federación Madrileña de Municipios.

Actual presidente del PP de Alcalá de Henares y miembro del Comité de Dirección del PP de Madrid, en la Asamblea de Madrid mantiene un perfil más que discreto: en lo que va de legislatura ha presentado dos iniciativas parlamentarias y no se registra ninguna actividad en su nombre en los últimos ocho meses.

Los que lo conocen destacan su astucia política y su carácter exigente, consigo mismo, y con quienes lo rodean. Estas cualidades han quedado sin embargo en entredicho tras el desliz en el que lo ha pillado el fotógrafo Álvaro García.

Antes de las disculpas via Twitter, en su cuenta figura alguna contestación agria a UPyD Alcalá, a los que les reprocha sus 'formas cuasi fascistas".

El sueldo de la diputados

Los 129 parlamentarios de la Asamblea de Madrid tienen un sueldo establecido de 3.503,46 euros brutos en 14 pagas, es decir, que, como mínimo cobran 49.042 euros brutos anuales. A este salario se suman los pluses que son de 1.825,23 euros si son portavoces de grupo, 846,97 euros si son portavoces de una comisión y 1.457,54 euros si acuden a la Junta de Portavoces y la Mesa.  El 20% de su salario no tributa IRPF porque se consideran gastos de viaje. Además cada diputado recibe al año 3.000 euros anuales para taxis y un abono transporte y no abonan la cuota del trabajador a la Seguridad Social.

Fuente de la Asamblea de Madrid han confirmado a 20minutos.es que los teléfonos móviles, iphone o similar, corren a cargo de la Asamblea, así como la tarifa plana de la que disponen. Sin embargo, la Asamblea no paga las tabletas tipo ipad de las que disponen algunos diputados.

Encuesta

¿Crees que los diputados pillados jugando en la Asamblea deberían ser sancionados?

Sí. No estaban trabajando, además se han mostrado poco respetuosos y comprometidos con los asuntos que se trataban en el pleno.
96,13 % (373 votos)
No. El haber sido pillados en una distracción no quiere decir que no trabajen y cumplan con sus obligaciones como diputados.
2,32 % (9 votos)
Depende del momento del pleno en el que estaban jugando.
1,55 % (6 votos)

Consulta aquí más noticias de Madrid.